14 de julio de 2014 / 09:22 p.m.

Manila.- Cuando se encontraba dentro del ataúd, en su propio funeral, una niña de tres años de edad recuperó el conocimiento luego de que fuera declarada muerta un día antes por lo médicos que la atendieron.

Como era de esperarse, la reacción de la niña sorprendió a los familiares y presentes durante la velación, quienes constataron que se movía dentro del ataúd. Según se informó, el incidente ocurrió en la localidad de Aurora, en la isla de Mindanao, al sur de las Filipinas. La niña había sido declarada muerta por los doctores un día antes al no detectarle pulso. Sin embargo, la niña no estaba muerta, sino que sufría una fuerte fiebre que le había provocado el estado de coma, lo que confundió a los médicos.

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL