2 de mayo de 2014 / 06:32 p.m.

EU.- El estrés, el cortisol?, puede dañar la capacidad de la memoria y el aprendizaje en los adultos mayores. Ahora, un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Loma Linda?, en California, ha examinado si la risa puede reducir el daño causado por dicha hormona.

Para el análisis, se mostró un video humorístico de 20 minutos de duración a un grupo de ancianos sanos y a un grupo de personas mayores con diabetes. Ambos grupos fueron además comparados con un grupo de personas mayores que no vieron el video.

Se constató lo siguiente: que en los grupos que sí vieron el video gracioso hubo una disminución significativa de los niveles de cortisol y un mayor aumento de puntuación en pruebas de memoria realizadas, en comparación con el grupo que no había visto el video.

El grupo de diabetes mostró, además, una mayor disminución de los niveles de cortisol, mientras que el grupo sano tuvo la mayor mejoría en las pruebas de memoria, publica MedicalXpress. Estos resultados han sido presentados en un encuentro de Biología Experimental (EB 2014)? celebrado ayer en San Diego (EEUU).

Menos estrés, mejor memoria

"Es simple, cuanto menor estrés se tenga, mejor funcionará la memoria", explica uno de los autores del estudio, Lee Berk. Berk es pionero en la investigación médica de los efectos neuroendocrinos e inmunológicos de las emociones positivas.

"El humor reduce las hormonas del estrés, como el cortisol, que son perjudiciales para la memoria; además, disminuye la presión arterial, aumenta el flujo de sangre y mejora el estado de ánimo. La acción de reír -o simplemente de disfrutar de un poco de humor -aumenta la liberación de endorfinas y de dopamina en el cerebro, lo que proporciona una sensación de placer y de recompensa”.

"Estos cambios neuroquímicos positivos y beneficiosos, a su vez, hacen que el sistema inmunológico funcione mejor", añade Berk. " Incluso hay cambios en la actividad de las ondas cerebrales hacia lo que se llama la ‘banda de frecuencia de ondas gamma' , que también amplifica la memoria y el recuerdo. Así que la risa no es sólo una buena medicina, sino que también potencia la memoria".

Los resultados podrían ser utilizados en el diseño de programas de bienestar para personas mayores, señalan los autores de la investigación.

Redacción