AP
7 de junio de 2016 / 11:27 a.m.

Tokio.- El niño japonés que fue hallado casi una semana después de que sus padres lo abandonaran en un bosque como castigo, saludó a los curiosos a su salida de un hospital el martes.

Yamato Tanooka, de 7 años, fue recibido por un aluvión de flashes y los vítores de docenas de personas que esperaban a la salida de un hospital de la ciudad de Hakodate, en la isla norteña de Hokkaido.

Vestido con una gorra de béisbol y una cazadora gris sobre una camiseta, el niño saludó a la multitud mientras sostenía una tarjeta de felicitación con la forma de una enorme bola de béisbol.

Preguntado por qué le gustaría hacer, dijo que quiere jugar al béisbol.

"Estoy bien", dijo Yamato a la pregunta de un reportero sobre cómo se sentía.

Yamato agregó que le gustaría regresar al colegio pronto y que está deseando participar en el día de deportes en su escuela.

Antes de salir del hospital, su padre inclinó su cabeza ante las cámaras y dijo "gracias".

Yamato apareció en una cabaña de un centro de formación militar el viernes, seis días después de su desaparición. Según medio nipones, el menor sufría solo una leve deshidratación y pequeños golpes en un brazo y en las dos piernas pese a que durante ese tiempo se alimentó solo a base de agua.

Yamato Tanooka
Vestido con una gorra de béisbol, el niño saludó a la multitud mientras sostenía una tarjeta de felicitación con la forma de una enorme bola de béisbol | REUTERS

La policía no presentará cargos contra los padres por negligencia, explicó Shunsuke Kudo, subdirector del departamento de relaciones públicas de la policía de Hokkaido.

El cuerpo estaría considerando informar del caso a un centro de menores, agregó.

Miki Kurotatsu, del Centro para el Bienestar de los Niños de Hakodate, se negó a conformar si habían recibido el informe policial alegando que se trata de un asunto privado.

Los padres denunciaron la desaparición de Yamato el 29 de mayo e inicialmente dijeron que el pequeño desapareció mientras recogían plantas en el bosque. Más tarde, el padre, Takayuki Tanooka, dijo que pensó dejar a Yamato un rato solo en el monte como castigo porque el niño había estado arrojando piedras a la gente y a autos en un río antes eses día.