REUTERS
4 de noviembre de 2016 / 11:53 a.m.

ESTADOS UNIDOS.- Samsung, que ya sufre de una retirada global de su teléfono inteligente Note 7, este viernes anunció que sacará del mercado cerca de 2.8 millones de lavadoras de carga superior en Estados Unidos debido al riesgo de lesiones.

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo informó que la parte superior de las lavadoras puede desprenderse inesperadamente durante su uso, lo que representa un riesgo de lesiones por impacto.

La compañía de tecnología surcoreana recibió nueve reportes de lesiones, incluyendo una mandíbula rota, un hombro lesionado y otras lesiones relacionadas con la caída.

Samsung ha recibido 733 informes de vibraciones excesivas en las lavadoras o la parte superior que se separa de la máquina.

El retiro involucra 34 modelos de lavadoras de alta carga hechas entre marzo de 2011 y noviembre de 2016.

La parte superior de las lavadoras afectadas podría separarse cuando se utiliza un ciclo de centrifugado de alta velocidad para lavar ropa de cama, artículos resistentes al agua o voluminosos, dijo Samsung.

La compañía también ha sido demandada por algunos clientes estadounidenses, quienes han alegado que sus máquinas "explotan durante el uso normal".

Samsung, el fabricante de teléfonos inteligentes más importante del mundo, desechó su smartphone Galaxy Note 7 el mes pasado después de no poder resolver problemas de seguridad.