5 de enero de 2014 / 07:15 p.m.

El día 6 de enero se acostumbra a festejar en México el Día de los Reyes Magos, cuyos nombres son Melchor, Gaspar y Baltasar.

Como tradición en México se come una rosca, que es un pan en el cual viene un muñequito de plástico representando al niño Dios, y que según la tradición la persona que lo encuentre en la rebanada, será quien lo cuide hasta el 2 de febrero, día de la Candelaria.

Mientras que los niños esperan que los Reyes les traigan sorpresas y juguetes.

Los primeros cristianos tomaron un poco de la tradición en la que los Reyes adoraron a Jesús, llevándole incienso, oro y mirra.

Mezclándola con la historia de la visita de los Reyes para la celebración de la Epifanía: cambiando el pan ázimo por pan de harina blanca y levadura.

Pero, ¿Qué significa la Rosca de Reyes?

La rosca cuyo origen es vasco representa la corona adornada con frutos secos y cristalizados que simulan las joyas incrustadas en las coronas de los Santos Reyes, simbolizando paz, amor y felicidad.

La forma circular de la rosca es el amor eterno de Dios, que no tiene principio ni fin.

Los confites son las distracciones del mundo, que nos impiden encontrar a Jesús.  El muñequito escondido dentro de la rosca simboliza al Niño Jesús, que los Reyes no encontraban porque la estrella desaparecía. 

¿Qué lleva la Rosca de Reyes?

Además de harina y levadura en polvo, ésta lleva azúcar, sal, mantequilla, leche, esencia de vainilla, naranja y muñecos de plástico.

¿Cómo se prepara?

Mezcla la harina, la levadura, el azúcar, la sal y la naranja hasta lograr una especie de masa, añadiéndole huevos, leche y vainilla.

Una vez que quede uniforme, se le pone mantequilla amasándola hasta quedar elástica, para posteriormente ponerla en un recipiente dejándola reposar.

Después se le comienza a dar la forma de rosca extendiéndola con las manos e introduciéndole los muñequitos.

Finalmente, se barniza un poco la rosca con un huevo y decora con frutos secos acompañados con algunas piezas de acitrón cortado.

Una vez lista se espolvorea azúcar y se deja hornear aproximadamente 40 minutos, a una temperatura promedio entre 180º.

Así que este Día de Reyes no puede deja de comer la deliciosa y tradicional rosca acompañada de un chocolate caliente.

Redacción.