ZYNTIA VANEGAS
24 de diciembre de 2015 / 07:49 a.m.

Monterrey.- La resaca es sólo una pequeña consecuencia de ingerir bebidas alcohólicas y no existe mejor remedio que prevenirlo.

Dolor de cabeza, deshidratación, falta de animo son algunos síntomas comunes del día siguiente a la fiesta.

Los médicos señalan que al momento de ingerir alcohol se debe comer adecuadamente para aminorar los síntomas del día siguiente

Es común escuchar que los consumidores del alcohol dicen que pueden ingerir grandes cantidades, pero esto lejos de ser un alago debe preocupar, porque las consecuencias podrían ser mayores y no darse cuenta.

Después de dos onzas cualquier persona empieza a perder el control de si mismo a corto plazo pero a la larga daña el cerebro, riñón, hígado y estomago.

Aunque parezca exagerado los médicos señalan acudir con el doctor al presentar síntomas de resaca para ser evaluados correctamente.