AP
23 de marzo de 2015 / 10:55 a.m.

EU.- Los baristas de Starbucks ya no escribirán la frase "Razas unidas" en los vasos de sus clientes, lo que pone fin a un componente de la campaña de la empresa contra la desigualdad racial y a favor de la diversidad que se granjeó muchas críticas.

La iniciativa de la cadena de cafeterías seguirá en forma más amplia sin los mensajes escritos en los vasos, dijo su vocero Jim Olson.

Los vasos siempre fueron "sólo el catalizador" para iniciar una conversación de mayores alcances, y Starbucks seguirá promoviendo discusiones en foros, patrocinará secciones especiales en el periódico USA TODAY y abrirá más tiendas en comunidades habitadas por minorías raciales como parte de su iniciativa "Razas unidas", señala un memorando de la compañía firmado por su director general Howard Schultz.

La campaña, impulsada poco después de que ocurrieran protestas en todo Estados Unidos por la muerte de ciudadanos negros a manos de policías blancos, recibió críticas de quienes la consideraron oportunista e inapropiada. Otros pusieron en duda que los trabajadores de Starbucks pudieran generar pláticas productivas acerca de la cuestión racial mientras sirven café.

La eliminación de la iniciativa para escribir en los vasos no es una reacción a esas críticas, dijo Olson. "Nada ha cambiado. Todo forma parte de la cadencia del calendario que habíamos planeado originalmente".

Starbucks
El objetivo primordial de la campaña era asegurarse de que "la promesa del Sueño Americano debería estar al alcance de cualquier persona | AP

La nota de Schultz a los empleados reconoce que habría escepticismo respecto a la medida.

"Aunque ha habido críticas a la iniciativa —y sé que esto no ha sido fácil para ninguno de ustedes_, les aseguro que no esperábamos los elogios de todo el mundo", señala el mensaje.

Indicó que el objetivo primordial de la campaña es asegurarse de que "la promesa del Sueño Americano debería estar al alcance de cualquier persona en este país, no sólo de unos pocos elegidos".

Starbucks
La campaña tampoco fue bien recibida por algunos clientes | AP

La campaña tampoco fue bien recibida por algunos clientes de Starbucks. Muchos aprovecharon las redes sociales para decir que no querían iniciar un debate mientras les preparan un café.

En una tienda de la marca en Pittsfield Township, Michigan, cerca de Ann Arbor, dos clientes dijeron el domingo que no creían que una cafetería fuese el mejor lugar para iniciar un diálogo sobre la raza.

Ninette Musili, quien estudia ciencia biomolecular en la Universidad de Michigan, dijo que la campaña le parecía publicidad hipócrita que no se llevó a cabo de la manera correcta.

Starbucks
La iniciativa recibió críticas de quienes la consideraron oportunista e inapropiada | AP

Al igual que muchos que criticaron la campaña, ella acude a la cafetería antes de ir a clases o durante el día, a estudiar. En ninguno de esos momentos quiere hablar de relaciones entre razas.

Otra clienta, Shane Mulholland, de 46 años, de Ann Arbor, también dijo que Starbucks no es el sitio adecuado para conversar sobre las razas.

"Están aquí por el café. No vienen a impulsar su agenda política", señaló. "Incluso pensé en no venir" debido a la campaña.