3 de mayo de 2014 / 03:42 p.m.

1) No te tomes nada personal: No es lo mismo cuando dices “tus acciones o tu comportamiento destruyeron la relación” que decir “me destruiste”; “me rompiste el corazón” a “rompiste la confianza de la relación”; “cómo tu me haces eso?” a “ese comportamiento afectó la relación de tal manera” cuando te sacas y dejas de tomarte las cosas tan personal te duele menos. Aprende a reconocer tus errores y no necesariamente siempre tiene que existir un culpable.

2) Aceptación: Al momento de terminar una relación, la mayoría de las personas tienen la costumbre de poner una excusa del por que no funcionaron las cosas, si es importante conocer cuales fueron los factores que dañaron la relación pero siempre debes de valorarte, amarte y respetarte, da el primer paso y acepta que si las cosas no funcionaron significa que eso no era para ti, y que vienen cosas mejores en tu vida, y sólo así podrás sentir la paz.

3) Analiza tus errores: Conoce tus errores, y aceptalos, pero hasta ahí, no te odies por haberte equivocado, al contrario trabaja en arreglar esos defectos, en tu autoestima y en conocer tus límites para así en futuras relaciones no caer en los mismos errores.

4) Llora: Llorar es la mejor manera de purificar el alma, muchas personas consideran que si lloras, es signo de debilidad, pero se ha comprado que es más fuerte una persona que muestra sus sentimientos a flor de piel, que alguien que los oculta, por eso si quieres llorar, hazlo sin miedo, es la mejor manera de sanar tu corazón poco a poco.

5) Tiempo: Dale tiempo al tiempo, poco a poco las heridas sanarán, tendrás días que vas a llorar un mar de lágrimas, en cambio otros reirás a más no poder, recuerda que con el tiempo el dolor se va. 

6) Decide soltar: nada va avanzar hasta que tu decidas hacerlo, quita las cosas que te causen dolor ya sean, fotos, regalos, o al mismo contacto con la persona, aprender a dejar las cosas y ponerlas en manos de Dios, es la mejor solución.

7) Enfócate en ti: ¿Siempre quisiste aprender a bailar, cantar, andar en moto o tocar algún instrumento? Pues este es el mejor momento para comenzar a enfocarte sólo en ti, y es que cuando te concentras en otras cosas, mantiene tu cabeza ocupada y con el paso del tiempo, el dolor va disminuyendo y vas encontrado cosas en las que eres bueno y te vas apasionando, además nunca sabes a quien te puedas encontrar en un salón de baile, o en una academia de música.

8) No busques otro clavo: Tratar de olvidar a una persona con otra, es lo peor que puedes hacer ya que no sólo te dañas a ti mismo, dañas a terceros y no hay nada más feo que tratar de engañarse a uno mismo, creyendo que quieres a una persona, cuando aún piensas en otra.

9) Aprende las lecciones: Toda persona que llega a tu vida, TODA trae lecciones, siéntate y piensa,  ¿qué aprendí de mí y de la relación? te sorprenderás con la lista seguramente. 

10) Sácalo de tu vida: Si aún estás enamorada para que te pones a estar acosándolo en todas las redes sociales, porque someterte a un sufrimiento innecesario y estar pendiente a otro? Sigue con tu vida, necesitas tiempo para sanar las heridas. Guarda todo en una caja hasta que estés lista.

Redacción