13 de julio de 2014 / 12:54 p.m.

¡Miren al cielo! ¡Es la superluna!

Debido a que nuestra celeste vecina está relativamente cerca de la Tierra, estas lunas llenas parecen ser inusualmente enormes. Esa distancia varía porque la Luna sigue una órbita elíptica. Cuando está cerca y está llena, parece más grande y brillante de lo normal, a pesar de que la diferencia puede ser difícil de detectar.

La Luna del sábado pudo parecer gigante, pero en realidad solo era una ilusión óptica causada por su posición en el cielo.

Otras dos superlunas se podrán ver el próximo 10 de agosto y el 9 de septiembre.

FOTO: NASA Instagram

AP