6 de abril de 2014 / 04:11 p.m.

Científicos del Instituto de la Ciencia Molecular de La Trobe en Melbourne, Australia han identificado una molécula en la flor de la planta Nicotiana tabacum, que combate bacterias y hongos.

Además tiene la capacidad de identificar y destruir a las células del cáncer.

La NaD1 funciona mediante la formación de una estructura de pinza que agarra a los lípidos presentes en la membrana de las células cancerosas y las desgarra, haciendo que la célula expulse su contenido y explote.

Agencias