MULTIMEDIOS DIGITAL
11 de diciembre de 2015 / 11:39 a.m.

¿Cuántas veces no has enviado un mensaje de voz y al reproducirlo, te escuchas y te da la sensación de que no eres tú quien habló?

Esto tiene una explicación científica. Se debe a las vibraciones corporales internas, que nadie más tiene forma de escuchar.
Los estudios revelan que el tímpano genera vibraciones como resultado de las ondas sonoras que vienen de fuera, mismas que el cerebro las convierte en sonido.

¡Hagamos un experimento! Tapa tus oídos con los dedos índice o con algo que prohíba la entrada de ruido y comienza a hablar... ¿verdad que tu voz se escucha de una forma diferente? Esto pasa porque las ondas sonoras retumban en tu cabeza, haciendo el sonido interno más fuerte.

Ahora, cada vez que escuches tu voz y te suene extraña, no te asustes; esa es la que todo mundo conoce y escucha salir de ti.