14 de noviembre de 2014 / 07:11 p.m.

Monterrey.- A veces las mujeres tenemos un gran problema a la hora de ir al centro comercial: no nos podemos controlar y despilfarramos dinero como si cayera del cielo. Aquí un test que hará que te des cuenta qué tan adicta eres a la hora de comprar:

1.-¿Vas de compras por lo menos una vez a la semana?

Si No

2.- Después de horas comprando en el centro comercial, llegas a tu casa y tienes las sensación de que “casi” no compraste nada.

SI No

3.- ¿ Puedes resistirte a las ofertas?

Si No

4.- ¿Cuando vas a comprar sólo una cosa, regresas con toda la tienda?

Si No

5.- ¿Comprar te genera una sensación de extrema felicidad?

Si No

6.- ¿Escondes tus compras de familiares y amigos?

si no

7.- ¿Tus tarjetas de crédito están hasta el tope?

Si no

8.- ¿Te han comentado que necesitas ayuda por tu manera de gastar?

Si no

9.-  ¿Puedes entrar a una tienda sin comprar nada?

Si No

10.- ¿Gastas más de lo que ganas?

Si No

11.-¿Tienes prendas de ropa en tu clóset que jamás has estrenado?

Si No

12.- ¿Salir de compras es tu “deporte” favorito?

Si No

Mayoría de Sí

Más de una vez nos hemos encontrado ante un artículo que realmente no necesitamos o una prenda que su costo supera lo deseado y se convierte una pena estar pagando mes con mes. Si respondiste a la mayoría de las preguntas que sí, entonces puede que tengas un problema con las compras. Las compras son un gran momento de placer que para las personas que sufren esta adicción se convierte en arrepentimiento, escondiendo las bolsas de las compras a sus seres cercanos.

Es importante saber si se trata de una enfermedad o sólo de un pequeño capricho. De cualquier forma te recomendamos tener un plan de financiamiento y poco a poco evitar las deudas.

Mayoría de No

Eres una persona que tiene control de lo que compra y sabe cómo administrar tu dinero. Saber cuándo, cómo y qué comprar no te hace una persona adicta a las compras. aunque eso no quiere decir que odias ir de compras, sólo lo haces de manera inteligente.

Mitad de sí y no

Puede que no seas una shopaholic, pero estás a punto de convertirte en uno o bien tener un gran problema en la manera en que manejas tus finanzas. Olvídate de las deudas bajando un poco tu estilo de compras, recuerda que en esta época ahorrar es una gran prioridad, compra sólo lo necesario, cuando salgas de compras pregúntate si realmente necesitas eso y cuánto lo utilizarías.

FOTO: Especial

RAQUEL ALEGRE / MILENIO DIGITAL