25 de julio de 2014 / 05:34 p.m.

Ciudad de México.- El verano y las vacaciones son el pretexto perfecto para pasar algunos días lejos de la rutina y explorar ciudades o países diferentes. Lo emocionante de un viaje comienza al preparar la maleta y a partir de ahí la aventura no para: traslados, hoteles, comidas, recuerditos.

Generalmente se planifica con calma y se cuenta con un presupuesto para pasar algunos días o semanas fuera de casa, sin embargo siempre hay gastos imprevistos que nos alejan de nuestros planes originales.

Para no regresar a casa en número rojos, te recomendamos 10 sencillos pasos:

1. Planifica

Antes de salir calcula los costos de traslado, de habitaciones de hotel, alimentación y haz un presupuesto de acuerdo a tus posibilidades y ahorros. Hacer una planificación con tiempo te ayuda a comparar costos y elegir los que más te convengan y que se ajusten a tus necesidades.

Si decidiste realizar un viaje de último momento, date tan sólo unas horas para navegar en internet y hacer un cálculo de presupuesto, esto te ayudará a controlar mejor tus gastos durante los días que estés fuera de casa.

2. Divide tu dinero

Cuando tengas tu presupuesto hecho, divide tu dinero entre los días que estarás de vacaciones, ¡es fácil! De esta manera, podrás llevar un mejor control de tus finanzas y evitarás utilizar recursos de emergencia como tarjetas de crédito u otros ahorros.

3. "Guardadito"  para imprevistos

A cualquiera nos puede pasar: nos hizo daño la comida, tuvimos que pagar algún taxi extra o la llanta del auto se ponchó. En un viaje siempre hay que estar preparados para imprevistos. Haz “un guardadito” para este tipo de situaciones, al final si no sucedió nada te quedará un pequeño ahorro.

4. Respeta tu presupuesto

Salir de vacaciones sin salirte de tu presupuesto es sencillo. Antes de tomar una decisión sobre pagar un poco más por un vuelo en primera clase, estar en las mejores habitaciones de hotel o incluso ir a un restaurante, cuestiónate si de verdad pagar “ese poquito” hará una diferencia sustancial en tu viaje, ¿realmente lo necesitas? Probablemente ese poquito lo puedas utilizar para descubrir nuevas actividades en el lugar que visitarás.

5. Investiga

Antes de viajar te recomendamos investigar todo lo referente al lugar que visitarás: distancias entre sitios turísticos, precios de museos, costos de taxis, si viajas a otro país el tipo de cambio de moneda, qué opciones de transporte hay, los lugares seguros y tips de otros viajeros. Páginas como Trip Advisor te darán una idea de lo que encontrarás en los lugares que visites, además de que podrás leer las recomendaciones y precauciones que debes tomar hechas por viajeros como tú.

6. Compra, ¡pero no enloquezcas!

Cuando viajamos queremos llevar souvenirs de las tiendas locales para recordar nuestro viaje, si estás a punto de comprar algo piensa si lo necesitas o de verdad te gusta, ¿tienes espacio en casa para que luzca? ¿es una prenda que de verdad utilizarás o la guardarás en tu clóset? ¿es parte de una colección? Recuerda todas las cosas absurdas que has comprado durante un viaje y que no tiene ni siquiera un uso decorativo.

7. Aventuras o souvenirs

Algunos viajes son exclusivamente para ir de compras, sin embargo hay lugares a los que vale la pena realizar excursiones y disfrutar de las experiencias que sólo puedes encontrar ahí. Así que evalúa: ¿prefieres unos zapatos negros que puedes encontrar en tu país o tu ciudad o conocer lugares que no imaginabas que existían?

8. Ahorrar en comida

Si deseas cuidar tus finanzas y apuestas por realizar compras o excursiones, lo más recomendable es comprar tu propia comida. Puedes ir a un supermercado local y comprar alimentos fáciles de preparar para que los lleves a las excursiones, así evitas pagar un restaurante y lo que ahorres lo puedes utilizar en souvenirs o actividades extra.

9. ¿Usaron mal tu tarjeta?

Si crees que te cobraron algo que no era, que tal vez pudieron clonar tu tarjeta o hubo alguna irregularidad, notifica a tu banco inmediatamente. Ellos podrán guiarte y podrás protegerte de malas experiencias.

10. ¿Ya avisaste al banco?

Si vas a salir del país, es necesario que avises a tu banco y te informes si hay recargos por utilizar tu tarjeta de crédito o débito en otros lugares del mundo. De esta manera, puedes contemplar estos gastos extra y evitarás un trago amargo cuando llegue tu estado de cuenta.

Procura siempre llevar dinero en efectivo o comprar cheques de viajero y sólo utilizar tus tarjetas cuando realmente se requiera, de esta manera le das la vuelta a los pagos extra. 

FOTO: Especial

ANA ESTRADA