27 de enero de 2014 / 02:40 p.m.

México.- Recientes investigaciones encontraron que además del estrés que provoca el tránsito vehicular, los gases emitidos por los autos que se respiran durante un embotellamiento, pueden dañar las células cerebrales.

En la ciudad de México, la gente pasa en promedio 4 horas en su auto para desplazarse de su casa al trabajo. Dicha situación no sólo es estresante sino que perjudica la salud en general.

Los nuevos hallazgos revelan que el humo y los gases emitidos por los coches tienen un efecto negativo en la salud de las células cerebrales afectando la capacidad de aprendizaje y la memoria, entre otras funciones cognitivas desde la infancia.

Científicos de la Universidad del Sur de California, en Estados Unidos, comprobaron que respirar el aire contaminado al nivel de la calle, es decir, cuando vas en tu auto, en sólo 30 minutos aumenta la actividad cerebral en las regiones responsables de regular el comportamiento, la personalidad y la toma de decisiones.

Además, respirar el aire de una ciudad altamente contaminada por los automóviles por 90 días, puede cambiar la forma en que los genes se comportan en las personas mayores y alterar el genoma de un recién nacido a nivel molecular.

Ante esta situación es importante hacer conciencia y utilizar otros medios de transporte, como la bicicleta para poder trasladarnos, de esta forma se reducen las emisiones de gases contaminantes y al mismo tiempo te pones en forma.

AGENCIAS