AP
30 de septiembre de 2015 / 02:50 p.m.

México.- En una habitación repleta de personas, pida que saquen sus teléfonos y encontrará varios con las pantallas rotas.

Pese a los avances tecnológicos, las pantallas estrelladas se han convertido en parte de la vida, siendo la principal causa de daños en los smartphones.

En parte, somos responsables. Queremos teléfonos más grandes pero más delgados, una contradicción a los avances sobre fortalecimiento de las pantallas. Queremos teléfonos elegantes: Un dispositivo lo suficientemente resistente para soportar las caídas simplemente no va con nuestras expectativas de cómo debe verse y sentirse un smartphone.

"La solución sería que los teléfonos se hicieran más grandes y pesados", dijo Rick Osterloh, presidente de Motorola. "Sin una gran innovación o avance tecnológico, será difícil (hacer un teléfono realmente resistente) en el tamaño que la gente quiere".

Rick Osterloh, presidente de Motorola
"La solución sería que los teléfonos se hicieran más grandes y pesados", dijo Rick Osterloh. | ESPECIAL

Eso no significa que los teléfonos no se estén volviendo más fuertes.

De hecho, dada la frecuencia con la que se utilizan los dispositivos a lo largo del día, realizando quehaceres y persiguiendo a los niños, es sorprendente que no haya más pantallas rotas.

Los modelos más recientes de las dos principales fabricantes — el iPhone 6s y el 6s Plus de Apple y el Galaxy Note 5 y el S6 Edge Plus de Samsung — mezclan zinc en los marcos de aluminio para lograr resistencia de nivel aeroespacial. Los marcos absorben gran parte del golpe que, de otra forma, hubiera ido al cristal, sin mencionar que es lo que evita que los dispositivos se doblen mientras están en los bolsillos del pantalón.

Las pantallas también utilizan vidrio fortalecido con iones. Samsung utiliza Vidrio Gorilla Glass 4 de Corning, que se calienta en un proceso que reemplaza los iones de sodio en la superficie con iones de potasio. Debido a que los iones de potasio son más grandes, se compactan para crear una superficie más resistente, como una armadura que protege el interior. Apple mandó a hacer un vidrio personalizado a Custom que pasa por dos rondas de intercambio de iones para una mayor fortaleza.

SquareTrade, que ofrece planes de protección para productos de electrónica de consumo, señaló que si bien las pantallas se suelen romper luego de una o dos caídas, los modelos más recientes de iPhone y el Note 5 sobrevivieron a 10 caídas desde 1.80 metros en pruebas realizadas la semana anterior, al menos cuando caían con las esquinas. SquareTrade dijo que las nuevas pantallas de iPhone eran más resistentes a las de los modelos del año anterior.