30 de septiembre de 2014 / 01:10 a.m.

México.-Los celulares guardan datos que pueden decir mucho sobre el estado de ánimo de la persona que lo usa. Investigadores de la Universidad de Dartmouth descubrieron la manera de utilizar desde los sensores de luz hasta los datos del GPS en un teléfono, para identificar síntomas de depresión en las personas.

Los investigadores les repartieron a 75 estudiantes un smartphone con una aplicación que llamaron StudentLife para que lo usaran por 10 semanas. Los aparatos recogían la información del acelerómetro, el micrófono, el sensor de luz y los datos del GPS para calcular los resultados.

El estudio encontró una relación significativa entre los datos de los sensores y las encuestas del reporte de salud mental que proporcionan los alumnos al entrar en la universidad, así como las definiciones clínicas de la depresión.

"Identificamos una fuerte correlación entre los datos automáticos de detección y un amplio conjunto de medidas de bienestar mentales conocidas, específicamente, PHQ-9 la depresión, el estrés percibido (PSS), floreciente y báscula soledad," dijeron los autores.

"Los resultados indican que las conversaciones, la actividad, la movilidad, y el sueño tienen una correlación significativa con resultados de bienestar mental", muestra el estudio.

Los investigadores utilizaron un campus de la universidad por considerarlo un laboratorio perfecto. Al iniciar las clases los estudiantes pueden ser muy entusiastas, pero al cabo de un mes las tareas y la vida en el campus pueden ser estresantes.

Los resultados del estudio apoyan la degradación psíquica colegiada. El estudio muestra que la mayoría de los estudiantes reportaron pocos síntomas depresivos al inicio del experimento, pero al final de éste dormían menos, eran menos sociables y se sentían más estresados, solos y deprimidos.

El objetivo de este estudio era demostrar que los dispositivos móviles son una extensión de las personas y el uso que le dan está relacionado con lo que sienten en ese momento. El teléfono deja una huella digital que permite saber el comportamiento de los usuarios.

Es importante recordar que la información de localización y la comunicación puede dar muchos datos de privacidad de la persona, pero las aplicaciones o componentes que no se ven reflejan con mayor precisión nuestra vida personal en los bits de datos.

FOTO: Shutterstock

MILENIO DIGITAL