2 de noviembre de 2014 / 06:24 p.m.

El difunto Scott J. Silva podría ser el mayor fan de la banda británica los Rolling Stones. Este hombre descansa en paz bajo la famosa lengua fuera que tanto caracteriza al grupo. Se desconoce si fue decisión de él o de sus allegados, quienes supondrían que seguiría disfrutando de la música de la banda desde el más allá.

 

La famosa Hello Kitty tiene varios seguidores en el mundo y es en Japón donde más tumbas de este tipo abundan, ejemplo de ellos es en Tokio donde se expuso una lápida de Hello Kitty tallada en granito gris valorada en 140.000 yenes.

 

Un fanático del básquetbol: Como en el caso de Scott J. Silva con los Rolling, a David J. Heller también le fascinaba algo. En este caso, el baloncesto era la pasión de este joven de 15 años.

 

La familia de una soldado estadounidense asesinada en Colorado, le puso una lápida de su personaje favorito, Bob Esponja. Las autoridades del cementerio las retiraron por considerarlas inapropiadas.

El cementerio ofreció a la familia abonarles el dinero invertido en las singulares lápidas y se haría cargo de las nuevas, pero a cambio de que sean más tradicionales y discretas.

 

La tumba se ubicada en un cementerio de Metuchen, Nueva Jersey, y lo más característico son los tres bustos que sobresalen por encima de la lápida. En el lugar también hay dos banderas estadounidenses y bajo ellas descansa James R. Bechtold. 

La inscripción sobre la lápida se hizo así para representar el matrimonio de una pareja que llevaba sin hablarse 30 años. Cuando el hombre murió la familia hizo este mausoleo. Años después moría la viuda y en su testamento pidió que se colocará así para representarlos tan y como eran.

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL