5 de mayo de 2014 / 04:46 p.m.

Aquí te contamos algunos secretos del protector de labios:

1.Sirve para hacer sombra y rubor en crema:  para que tus ojos resalten de verdad, coloca un poco de sombra en tus párpados, y sigue este paso aplicando protector labial encima; mientras que para las mejillas, crea un efecto sonrojado haciendo lo mismo, pero esta vez con rubor en vez de sombra.  Mezcla los dos y tendrás un acabado de estrella de Hollywood.

2. Suavizar la piel de la cara: cuando tu rostro se siente agrietada debido a bajas temperaturas, usar un humectante de labios ayuda a crear una capa protectora en tu cara y evita las quemaduras de la piel.  Busca una marca que no se sienta pegostosa en la piel para que no tape tus poros y póntelo antes de salir de tu casa.

3. Combatir zonas de tu cuerpo resecas:  Además de la piel de la cara, los bálsamos labiales también pueden ayudar a hidratar la piel seca y áspera en el codo y en las rodillas. Puedes aplicar directamente el bálsamo para los labios a la piel agrietada.

4. Tratar ampollas : A veces los zapatos que son demasiado estrechos o incómodos pueden hacer ampollas en el talón y causar dolor. Aplicar bálsamo para los labios puede reducir la fricción en el pie cuando tienes que entrar en contacto con los zapatos otra vez.

5. Suavizando las cejas:  Si tienes una cejas desordenadas, puedes utilizar un protector de labios para alisar las cejas aplicándolo directamente en ellas.  

6. Detener la hemorragia: Si accidentalmente te cortaste mientras te afeitas, el bálsamo es perfecto para parar la sangre.  Solo coloca un poco en la herida y listo.

7. Eliminar el frizz:  Con poner protector labial en tus manos y pasarlo por tu cabello, el problema del frizz queda solucionado.

Redacción