11 de febrero de 2015 / 11:48 p.m.

MONTERREY.- Las opciones son tres: hacer maletas y mudarse a otra ciudad para entrar a un nuevo campus, tomar materias en línea pagando lo mismo que con clases presenciales considerando que no son las mismas asignaturas que tenían en mente, o, de plano, retirar la papelería y probar suerte en otra universidad.

Una de estas tres opciones son las que tienen 700 estudiantes del campus Nuevo Laredo de la Universidad del Valle de México, que anunció su cierre definitivo debido a que delincuentes del crimen organizado amenazaron con matar gente si la institución educativa les impedía entrar a las instalaciones para hacer labores de vigilancia.

"Es lo que sentimos, que dimos un paso para atrás", dijo en entrevista para Telediario Digital José Luis Villa, alumno del último tetramestre de la licenciatura de Comunicación.

"Es una mezcla de coraje, impotencia, indignación, es un retroceso", compartió.

Otro de sus compañeros, quien pide el anonimato, explicó que por un lado "es comprensible el temor de la universidad por la amenaza", pero considera que "el cierre definitivo del campus no es ni la única ni la mejor alternativa".

"Simple y sencillamente nos dejaron morir a todos los alumnos, porque dejaron que (los del crimen organizado) ganaran", dijo.

En tanto, José Luis, explicó que el pasado martes, la administración del campus se instaló en un hotel de la ciudad para recibir a los 700 alumnos y ofrecer alternativas.

"La fila era interminable, nos pasaron uno a uno y básicamente las opciones para todos son sólo tres", explicó.

"Para mi ninguna opción es viable, yo ya me graduaba en abril, un tetramestre nada más me faltaba para terminar y a estas alturas me dicen que una opción es cambiarme de campus", dijo.

En redes sociales la comunidad estudiantil también ha manifestado su inconformidad. Sólo en la última publicación del Facebook oficial de campus hay unos 85 comentarios, la mayoría de alumnos que están molestos por la situación.

"No pienso irme de esta ciudad y mucho menos aceptar sus clases en línea. Y tienen que respondernos de una u otra manera porque ninguna de esas opciones es acorde a mis necesidades”, escribió Kenya CR.

En otro de los comentario, Alma Piña propone al alumnado acudir a Profeco y demandar a las institución educativa "por fraude e incumplimiento de los servicios que ofrecen".

"El futuro de más de 700 alumnos dependía de ustedes, ¿y lo mejor que nos pueden ofrecer son clases en línea?, ¿dejar a familias y trabajo por seguir estudiando? Definitivamente no es el resultado que la mayoría de nosotros esperábamos de ustedes", posteó Daniella Sánchez.

Frente a las opciones de cambiar de residencia para seguir estudiando en algún otro campus de la misma universidad, los estudiantes reclaman que en carreras como Odontología, sólo se imparten en Querétaro y Oaxaca.

FOTO: CortesíaLiliana Cavazos