16 de abril de 2014 / 11:44 p.m.

Santo Domingo.– El taxista dominicano Henry Montero, residente en Nueva York, se identificó como la persona que envió a República Dominicana los condones distribuidos gratuitamente por las autoridades neoyorquinas, y que luego fueron vendidos en Las Galeras, Samaná, un pueblo turístico de la costa norte del país.

Montero asegura que envió los condones sin intención de lucrarse, pues su madre, Dilcia Jiménez García, los repartiría entre los jóvenes de su barrio, en el sector Herrera, de la zona oeste de la capital dominicana.

Por su parte, la madre sostiene que luego de recibir los condones se los pasó a su hermano Alcides Jiménez García, "porque está sin trabajo y me dijo que podía venderlos en Las Galeras y ganarse algo de dinero".

Agencias