30 de septiembre de 2014 / 08:10 p.m.

EU.- El fabricante del fármaco más vendido del mundo contra la disfunción eréctil empezó a emitir el martes su primer comercial de televisión de Viagra centrado en las víctimas menos evidentes de esta condición sexual: las mujeres.

En el nuevo comercial de 60 segundos, una mujer de mediana edad reclinada en una cama situada en un lugar tropical habla sobre los problemas a los que se enfrenta una pareja cuando un hombre es impotente.

"Estás solo tú y tu amor. El entorno es perfecto. Pero entonces la disfunción eréctil ocurre de nuevo", dice antes de animar a los hombres a preguntar a su médico por el Viagra. "Muchos hombres tienen ese problema, no solo para lograr una erección, sino para mantenerla".

Hacer que una mujer hable directamente a los hombres sobre la impotencia es una estrategia única para Pfizer. La segunda farmacéutica más grande del mundo busca aumentar las ventas de Viagra, su sexto producto más vendido, en un momento en que se encuentra frente a nueva competencia.

Las patentes otorgan un monopolio sobre un medicamento, normalmente de 20 años. Pero cuando las patentes expiran, versiones genéricas más baratas inundan el mercado, a menudo acaparando la mayoría de las ventas la marca más popular en el plazo de un año.

Viagra se ha enfrentado a la competencia de las versiones genéricas más baratas en Europa desde que su patente expiró allí hace 15 meses: las ventas cayeron 8% el año pasado a mil 900 millones de dólares. Y en tres años, Viagra tendrá además competencia de genéricos en Estados Unidos, donde una pastilla cuesta alrededor de 35 dólares. Además, un nuevo competidor, Stendra, acaba de ser aprobado.

Pfizer ha visto como la competencia de los genéricos en varios de sus otros medicamentos recortó sus beneficios en millones de dólares, por lo que espera detener las pérdidas para Viagra.

El mercado para los fármacos contra la disfunción eréctil es grande. Casi la mitad de los hombres de más de 40 años sufre este trastorno, ocasional o permanentemente, aunque solo el 10% toma medicamentos habitualmente, dijo Irwin Goldstein, que dirige el centro de Medicina Sexual de San Diego y ha investigado desórdenes sexuales durante años.

Que una mujer protagonice el anuncio tiene sentido porque a menudo las mujeres están más molestas por la disfunción eréctil que sus parejas, añadió.

Ejecutivos de Pfizer, con sede en Nueva York, esperan que la nueva campaña publicitaria —que incluye anuncios impresos en publicaciones como las revistas Esquire y Time— anime a las mujeres a abordar el tema con sus parejas. En el comercial, la actriz emplea también la palabra "erección" en lugar del eufemismo de la industria "disfunción eréctil".

El responsable de marketing de Pfizer, Vic Clavelli, dijo que la empresa está intentando ser más directa en sus anuncios, al contrario que en los anteriores "construidos en torno a insinuaciones muy sutiles".

FOTO Y TEXTO: AP