AP
6 de agosto de 2016 / 09:30 p.m.

RÍO DE JANEIRO.- El gimnasta francés Samir Ait Said terminó de manera abrupta su participación en los Juegos Olímpicos, tras sufrir una lesión escalofriante en el salto de caballo, durante las preliminares del sábado.

La pierna izquierda de Said se dobló hacia fuera durante el aterrizaje, lo que generó una exclamación de azoro por parte del público en la arena.

Said permaneció en piso, haciendo una mueca de dolor, mientras los médicos acudían en su ayuda. Se le retiró en una camilla, y el público se puso de pie para aplaudirlo.

La lesión ocurrió minutos después de que el alemán Andreas Toba se lastimó una rodilla en los ejercicios de piso. Toba abandonó su rutina, y requirió ayuda de los kinesiólogos para incorporarse.

Sin embargo, consiguió competir en el caballo con arzones antes de marcharse para recibir atención médica.

Los ocho primeros equipos en la ronda preliminar disputarán la final el lunes por la noche.