30 de marzo de 2014 / 04:11 p.m.

Arizona, Estados Unidos.- El pequeño Gunner Mertilich, de seis años acompañado de sus hermanas Paisley y Harper, esperaban ansiosos a que sus padres Jason y Tiffany le revelaran el sexo del bebé que viene en camino.

Para darles la sorpresa, les pusieron un pastel en frente, cuyo interior iba a revelar si el próximo integrante de la familia sería hombre o mujer.

La desilusión del niño llegó cuando al cortar un trozo pudo ver que el interior era… ¡rosado!

De inmediato reaccionó de una singular manera, demostrando de forma inequívoca su malestar ante la revelación. "Odio a las chicas", fue parte de su discurso.

Su madre declaró que el menor se demoró una hora en calmarse, pero después de eso, se tomó bastante bien la noticia.

Agencias