4 de diciembre de 2013 / 02:24 a.m.

Bélgica.- Más de 130 automóviles y camiones protagonizaron tres choques múltiples el martes en una autopista envuelta en la niebla en el oeste de Bélgica, lo que dejó al menos un muerto y 76 heridos.

Auxiliares médicos trabajaron para rescatar a los heridos de entre los hierros retorcidos de sus vehículos durante horas. La niebla imposibilitó las tareas de rescate por medio de helicóptero.

El gobernador provincial, Carl Decaluwe, dijo que una persona murió y que, entre los heridos, cinco están en peligro de muerte y 11 graves.

La autopista en Zonnebeke, que vincula el centro industrial regional de Kortrijk con la vecina ciudad de Ypres, estaba sembrada de escombros en tres tramos cercanos. Las condiciones húmedas y gélidas de principios de diciembre a menudo crean niebla, pero los conductores dijeron que se sentía como si un muro blanco de niebla hubiera aparecido de repente, y de inmediato se redujo prácticamente toda visibilidad.

A medida que la niebla se disipó lentamente, la desgarradora escena mostraba decenas de coches destrozados, algunos volcados y otros que formaban un rastro de destrucción a lo largo de un terraplén divisorio.

Un camión se estrelló contra el costado de la carretera, mientras que otro arrojó su carga de alimentos para animales sobre la autopista. Otro derramó estiércol junto a varios coches que terminaron apiñados y arrugados como bolas de papel.

Al principio los trabajadores médicos tenían problemas para llegar a los tres sitios de los accidentes debido a que otros accidentes menores bloqueaban el acceso a la autopista principal.

Algunas de las víctimas quedaron atrapadas en sus autos durante horas, con temperaturas cerca del grado de congelación. Los equipos de emergencia repartieron mantas térmicas a las personas que aún estaban atrapadas en sus vehículos.

Pasaron seis horas antes de que las autoridades pudieran levantar una declaración de emergencia.

En 1996, un choque múltiple similar en las cercanías dejó 10 muertos.

AP