3 de junio de 2013 / 02:31 p.m.

Silvio Berlusconi debe ser absuelto de las acusaciones de concusión y prostitución de menor porque "el hecho no subsiste", declaró hoy su abogado, Niccoló Ghedini, en su arenga ante los jueces del Tribunal de Milán que enjuician al ex primer ministro.

Asimismo, el letrado calificó como "estratosférica" y "extraordinaria" la pena a seis años de prisión y la inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos solicitada contra Berlusconi por la fiscalía.

El abogado consideró que los jueces del proceso son "recelosos" contra Il Cavaliere y están cercanos "culturalmente" a los fiscales.

El ex primer ministro es acusado de concusión (abuso de poder) porque el 27 de mayo de 2010, cuando estaba al frente del gobierno, intervino telefónicamente ante la jefatura de la policía de Milán para pedir la liberación de la marroquí Karima El Mahroug, alias Ruby, que había sido detenida por robo.

En aquella ocasión Il Cavaliere argumentó que Ruby era pariente del entonces presidente egipcio, Hosni Mubarak, y que debía ser liberada para evitar un conflicto diplomático.

Sin embargo, los fiscales argumentan que presionó a la policía porque quería impedir que la chica revelara, como después lo hizo, que era una asidua asistente a sus fiestas del "bunga bunga" (orgías).

Según Ghedini, en una cena oficial precedente con Mubarak, Berlusconi habló de Ruby "porque tenía la convicción absoluta de que era egipcia".

""¿De otra manera cómo habría podido hablar de una muchacha menor de edad, marroquí, que vivía en Sicilia en situación de pobreza y cuyo padre era un vendedor ambulante?"", cuestionó.

""Para nosotros la solución debe ser la absolución (del imputado) porque el hecho no subsiste"", afirmó.En lo que respecta a la acusación de prostitución de menor contra el ex primer ministro, que presuntamente habría pagado a Ruby a cambo de sexo cuando ella aún no cumplía 18 años de edad, Ghedini aseguró que ""todas las testigos han negado haber tenido relaciones sexuales con Berlusconi"".

Asimismo, refutó la tesis de la fiscalía, según la cual gran parte de las testigos no resultan fiables porque son pagadas por Berlusconi.

"Muchas de ellas ya eran ayudadas económicamente desde antes, se trata sólo de una ayuda en continuidad", declaró.

Dijo que el hecho de que el ex primer ministro mantenga económicamente a decenas de testigos no excluye su credibilidad.

El mes pasado la fiscal Ilda Boccassini pidió condenar a Berlusconi a seis años de cárcel y a inhabilitarlo perpetuamente para ocupar cargos públicos.La próxima audiencia del proceso tendrá lugar el 24 de este mes, cuando se podría dictar la sentencia.

Según los medios, en caso de que fuera declarado culpable, Il Cavaliere podría retirar el apoyo de su partido al gobierno de coalición encabezado por Enrico Letta.

 — NOTIMEX