AP
21 de septiembre de 2016 / 09:12 a.m.

ESPECIAL.- En un acto ONU, Emma Watson celebró la posibilidad de que Estados Unidos elija a una mujer como presidenta por primera vez en su historia, mientras que Edgar Ramírez cuestionó un mundo de "machos" que enseña a los niños a reprimir sus emociones y a dominar a las mujeres.

Los actores despertaron a la multitud que se congregó en el Museum of Modern Art en Manhattan el martes en la noche para promover la iniciativa HeForShe de ONU Mujeres y atraer a los hombres a la lucha por la igualdad de género en todo el mundo.

La organización publicó un informe detallando el progreso realizado por las 10 universidades de todo el mundo que se comprometieron a corregir la desigualdad de género en sus instituciones. Esto forma parte de un proyecto más amplio en el que participan 10 jefes de Estado, 10 directores ejecutivos de multinacionales y 10 rectores de universidades para tomar acciones concretas para la paridad de género.

Watson, embajadora de buena voluntad de ONU Mujeres, recibió vítores y aplausos cuando se refirió a la posibilidad de que la candidata demócrata Hillary Clinton gane las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

"No sé si me lo habría creído si hace dos años, antes de realizar mi discurso HeforShe, me dicen que podríamos tener la primera presidenta de Estados Unidos", dijo Watson.

Watson celebró también que Gran Bretaña, su país natal, tenga una primera ministra, Theresa May.

Ramírez, actor venezolano que protagonizó los filmes "Libertador" y "Joy", ofreció un apasionada crítica sobre un mundo en el que "a los adolescentes varones se les enseña a ser dominantes, duros e irrespetuosos con las mujeres". 

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, su homólogo canadiense, Justin Trudeau, y el presidente de Finlandia, Sauli Niinisto, intervinieron también en el acto. El conductor de "The Daily Show", Trevor Noah, actuó como presentador.

El reporte sobre las 10 universidades expuso claras desigualdades de género en las instituciones participantes. En la Universidad de Georgetown, el 74% de sus responsables y el 64% de sus profesores titulares son hombres. En Oxford, solo el 23% de los profesores titulares y el 38% de sus mandos son mujeres.

El informe destacó desequilibrios en las carreras académicas y los campos de estudio elegidos por estudiantes mujeres en comparación con sus compañeros hombres.

El rector de la Universidad Stony Brook, Samuel Stanley, dijo que su escuela ha iniciado una formación antisesgo para sus responsables y comités de búsqueda en un esfuerzo por corregir la desigualdad de género. Caso dos tercios de los profesores titulares del centro neoyorquino son hombres, una proporción similar a la que se encuentra en sus puestos de responsabilidad.

Stanley señaló que sus propias hijas han encontrado obstáculos a la hora de desarrollar carreras en el mundo de la ciencia. A una de ellas, uno de sus colegas le preguntó si podía hacer galletas.