AP
24 de octubre de 2016 / 06:42 p.m.

MORELIA.- Amat Escalante presentó en el Festival Internacional de Cine de Morelia La Región Salvaje, la cinta por la que fue galardonado como Mejor Director en el Festival de Cine de Venecia y con la que se estrena en el cine fantástico.

"La realidad como está siento yo que no es así", dijo en conferencia de prensa. "En esta película decidí abrirla y ver si encontraba algo fuera".

La Región Salvaje, uno de los largometrajes mexicanos de ficción en competencia en Morelia, incluye un extraterrestre con tentáculos que provoca un enorme placer sexual en los humanos. Originalmente el guion no lo tenía contemplado, pero no terminaba de satisfacer a Escalante.

"De alguna manera cobró sentido lo que yo quería decir con ese elemento", dijo el director quien en 2008 se llevó el premio al mejor largometraje de ficción en Morelia por Los Bastardos. En septiembre de este año ganó el León de Plata de Venecia, tras empatar con el director ruso Andréi Konchalovski, quien fue reconocido por Paradise.

La filmografía de Escalante se ha caracterizado por incluir escenas crudas y violentas. Esta nueva entrega no es la excepción.

"La sexualidad y la violencia tienen mucho que ver y lo podemos ver en el país, no es por nada que la violencia hacia la gente de preferencias sexuales diferentes o hacia las mujeres es tan duro, porque ahí hay un rechazo sexual, no sólo es por moral", apuntó Escalante.

En la cinta Alejandra y Ángel son una pareja joven con dos hijos. Su vida sexual no satisface a ninguno, de hecho Ángel la engaña con un hombre, aunque ante ella y el resto de la sociedad se porta como un macho homofóbico.

"Espero que la película logre transmitir este mensaje, que en realidad hay muchos 'Ángeles' ahí en la calle y es una realidad que pasa en México", dijo el actor Jesús Meza, quien da vida a este personaje. "Espero que el mensaje llegue y logre por lo menos conectar".

A diferencia de Heli, de 2013, por la que Escalante ganó el premio a mejor director en Cannes, en esta cinta contó con actores profesionales para su elenco y por primera vez permitió que leyeran el guion antes de rodar.

Además de Meza el reparto lo completan Ruth Ramos, Simone Bucio y Eden Villavicencio. Las actrices provienen de la capital mexicana, Villavicencio de Tijuana y Meza, quien es el mayor con 30 años, es de Acapulco.

"La creatura siempre en nuestras cabezas era un alien, lo tomábamos como si fuera un sujeto", dijo Bucio sobre las indicaciones que les daba Escalante al tratar con ese ser de la cinta.

"Solamente piensa en el placer", recordó Ramos sobre otra de las indicaciones del director.

Al preguntarles si tendrían sexo con un extraterrestre los cuatro dijeron que no.

Escalante, de 37 años, nació en Barcelona, creció en Guanajuato y ha desarrollado su filmografía en ese estado mexicano, famoso por su oferta cultural pero también por su conservadurismo.

"En general creo que he filmado mis películas de una forma bastante terrorífica, estoy muy influenciado por ese tipo de cine desde el inicio de mi carrera", dijo Escalante en la conferencia.

La producción planea estrenar La Región Salvaje en cines mexicanos a principios del próximo año y continuará su gira por festivales internacionales. Ante las posibilidades de que reciba en México una clasificación C, apta sólo para adultos, Escalante se dijo decepcionado por su experiencia anterior.

"Sé que a 'Bastardos sin Gloria' le dieron una calificación más baja que a 'Heli' y eso no me pareció tan justo, porque (era) una película relevante a México que no tiene que ver con los nazis y los judíos que tiene que ver con el presente", dijo el director. "Siempre he tenido clasificación C, es una pena realmente, porque el país es clasificación C, vivimos en clasificación C".

Escalante dijo que La Región Salvaje está dedicada, entre otros, a la memoria del director polaco Andrzej Zulawski, fallecido en febrero de este año y autor de La Posesión (1981), otra cinta con una creatura con tentáculos.

"Podría ser que es su segunda película", apuntó Escalante sobre ese monstruo.