AP
3 de octubre de 2015 / 07:50 p.m.

México.- La colección de varitas mágicas, mandrágoras, escobas, dragones y figuras alusivas a los personajes de Harry Potter que en 2014 le mereció un récord Guinness al mexicano Menahem Asher Silva Vargas ya tiene un espacio propio en la Ciudad de México.

Se trata de un museo interactivo llamado 'La Casa de Asher Potter', un recinto de unos 300 metros cuadrados ubicado en la colonia del Valle de la capital mexicana, que alberga casi cuatro mil artículos relacionados con el aprendiz de mago creado por la escritora británica J.K. Rowling.

"Son ya 15 años de coleccionar estos objetos, pequeños, grandes... Tuve la fortuna de poder registrarlo y lograr el récord Guinness hace un año, lo cual me enorgullece porque ese récord pertenece a México. ¡México es ya una autoridad en fanatismo a Harry Potter!", dijo Silva Vargas.

El museo, una casa habitación de la familia de este fanático de Potter de 38 años, recrea diferentes pasajes de la serie de novelas de fantasía, incluso la habitación del protagonista y escenarios de 'La piedra filosofal' y 'La cámara secreta' interpretados por Silva Vargas y un grupo de Potter-maniacos a quienes Silva Vargas conoció en las redes sociales. También cuenta con una cafetería temática, una terraza, una pequeña tienda de recuerdos y una sala de proyecciones.

"Con este museo buscaba compartir mi colección con todos los seguidores de Harry Potter, pero también crear una asociación civil, sin fines de lucro, cuyo propósito es estimular y difundir todo lo artísticamente relacionado con Potter: la literatura, el cine, el teatro", detalló el ferviente seguidor de la saga, quien es abogado de profesión.

HARRY POTTER
Silva Vargas desbancó en 2014 al estadounidense Jayne Gradel, quien tenía una colección de 807 piezas, como el mayor coleccionista de objetos de la saga literaria y fílmica|ESPECIAL

"Hay piezas que están en proceso de elaboración, como la maqueta del tren con montañas, valles, lagos", añadió. "Todo eso se está haciendo por parte de toda la gente que vive la pasión de Harry Potter y que me han acompañado en este proyecto".

Jazmín Alicia Hernández Torres, una arquitecta de 42 años, es una de las seguidoras de Potter que apoyó a Silva Vargas con el diseño de algunas áreas del museo.

"Mi fascinación por Harry Potter llegó con las películas, las cuales conocí por mi sobrina, quien es fanática de Potter", contó Hernández Torres. "Decidí sumarme a la causa de Asher Potter porque me parece un desperdicio tener el récord Guinness y tener todos estos objetos en cajas. Cuando yo supe que Asher tenía la intención de abrir el museo, enloquecí".

El creador del museo también cuenta con la colaboración de El Callejón D, una cafetería temática ubicada al sur de la capital mexicana que ofrece bebidas alusivas a la saga, como el veritaserum y la cerveza de mantequilla. Esta última, de acuerdo con la historia de Rowling, se vende en el Caldero Chorreante, un popular bar exclusivo para magos.

Los visitantes también pueden interactuar con dos aves rapaces: un cuervo y un búho nival. En la saga, la palabra "cuervo" es el nombre del personaje de Ravenclaw, una de los cuatro fundadores del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, junto con Godric Gryffindor, Helga Hufflepuff y Salazar Slytherin.

"Nos pareció un proyecto interesante apoyar la causa de Asher, sobre todo porque buscamos crear conciencia entre las personas sobre las aves rapaces. Estas dos aves que estarán en el museo fueron rescatadas de la tala de árboles", explicó Javier Illescas, un cetrero que también colaboró con el museo.

Silva Vargas desbancó en 2014 al estadounidense Jayne Gradel, quien tenía una colección de 807 piezas, como el mayor coleccionista de objetos de la saga literaria y fílmica.

Antes de ser parte del museo interactivo, su colección se exhibió en el Museo del Juguete Antiguo México (MUJAM) a fin de compartir una mágica experiencia con los "brujos aprendices", "seres feéricos" y "muggles" amantes de Harry Potter.