29 de mayo de 2013 / 05:00 p.m.

Santiago • Pequeños ganaderos que viven en los alrededores del volcán Copahue, cuya erupción se espera en cualquier momento, accedieron el miércoles a evacuar la zona luego de que las autoridades se comprometieron a sacar también a sus animales.

Desde las primeras horas del miércoles mujeres y niños abordaron autobuses llevando sólo un bolso con ropa y susdocumentos, en dirección a aldeas alejadas del macizo andino, que según los expertos tiene un 95% de posibilidades de lanzar magma y flujos piroplásticos.

La evacuación obligatoria de 2 mil 240 personas debió iniciarse el martes pero los pobladores se negaron a dejar sus casas mientras no se moviera a sus animales, unas 20 mil cabezas de ganado en total, a sitios seguros. El acuerdo entre los pequeños ganaderos y el intendente regional Víctor Lobos se alcanzó al oscurecer, por lo que el traslado sufrió un severo retraso.

El Copahue, de 3 mil metros de altura en la cordillera de los Andes, se ubica en el límite de las regiones de Neuquén, en Argentina, y Biobío, en Chile, a unos 560 kilómetros al sur de Santiago. Los pobladores del lado argentino del macizo fueron evacuados el lunes.

La última vez que el Copahue hizo erupción fue en diciembre, cuando una arrojó una columna de humo, gases y cenizas de 1.5 kilómetro de altura.

La evacuación es obligatoria porque según los expertos del Servicio Nacional de Geología y Minería y del Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur, "el ascenso de un cuerpo magmático" o material fundido en el interior de la tierra, en las capas someras del volcán, "ha entrado en un proceso de no retorno".

AP