MULTIMEDIOS DIGITAL
3 de mayo de 2017 / 12:09 p.m.

ESPECIAL.— Brad Pitt se abrió por primera vez sobre su divorcio de Angelina Jolie y su relación con sus hijos.

Pitt dijo a la revista GQ Style que el caos reciente en su vida personal fue "auto infligido". Jolie presentó una solicitud de divorcio en septiembre, días después que se reportara que Pitt fue violento con su hijo de 15 años en un avión. Eventualmente las autoridades desestimaron la denuncia.

El actor de 53 años dijo que desde entonces ha dejado de beber y que está recibiendo terapia psicológica.

"Digo, tenemos una vinería. Disfruto el vino bastante, pero lo llevé al límite, tenía que dar un paso atrás un minuto... era un profesional, era bueno... Pero yo, personalmente, no puedo recordar un día desde que salí del colegio en el que no estuviera emborrachándome o algo... Paré todo, excepto emborracharme, cuando empecé mi familia. Pero incluso este último año, sabes, había cosas que no estaba enfrentando, estuve emborrachándome demasiado, simplemente se convirtió en un problema", dijo.

"He empezado a ir a terapia. Me encanta, me encanta. Acudí a dos terapeutas distintos hasta que encontré al adecuado", agregó.

Tras un sinfín de especulaciones sobre su divorcio, indicó que él y Jolie acordaron "trabajar juntos" en el tema de la custodia compartida de sus seis hijos porque es "muy chirriante para los niños que de pronto su familia sea destrozada".

"Muy poco de todo lo que se publica era exacto, y trato de evitarlo de todas formas. Lo ignoro. Para mí siempre ha sido una carrera de fondo. Mientras siga expuesto [al público], espero que mis intenciones y mi trabajo hablen por sí mismos", mencionó.

Señaló que tiene que enfocarse menos en el trabajo y más en escuchar a sus hijos.