24 de junio de 2013 / 02:01 p.m.

Londres • El primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, presentó hoy una solicitud por escrito ante el Tribunal Supremo para juzgar al ex mandatario Pervez Musharraf por traición a la patria en virtud del artículo 6 de la Constitución.

En caso de ser declarado culpable, Musharraf, quien enfrenta tres juicios diferentes, se enfrenta a una posible pena de muerte o cadena perpetua.

Dirigiéndose a la Asamblea Nacional (AN), Sharif señaló que el ex presidente cometió el delito de traición a la patria por derogar la Constitución y debe ser tratado de acuerdo con la ley, reportó el canal paquistaní de noticias Dawn News.

El primer ministro manifestó que el ex gobernante, quien se encuentra bajo arresto domiciliario en su residencia en las afueras de Islamabad, trató de imponer el estado de emergencia en el país en 2007 a la vez que suspendió la Constitución.

"Musharraf tendrá que responder por su culpa ante el tribunal. Vamos a seguir el proceso legal conforme al estado de Derecho", sostuvo Sharif.

El fiscal general Munir A. Malik indicó que el procedimiento para juzgar a Musharraf, de 69 años de edad, en virtud del artículo 6 de la Constitución había comenzado este lunes.

"Musharraf violó la Constitución dos veces. Derrocó a un gobierno electo en 1999 y puso todo en peligro al despedir a los jueces y luego encarcelarlos en 2007", agregó Sharif, quien fue el primer ministro derrocado por el ex mandatario hace 14 años.

En abril, el gobierno interino se negó juzgar a Musharraf por traición, diciendo que estaba más allá de su mandato y dejó el caso hasta que el nuevo gobierno, elegido en las pasadas elecciones de mayo, asumiera sus funciones.

Musharraf fue presidente y jefe del ejército de Pakistán entre 2001 y 2008, tras asumir el poder el 12 de octubre de 1999 mediante un golpe de estado en el que no se produjeron víctimas.

El principal apartado del artículo 6 señala que toda persona que abroge o subvierta o suspenda o intente o conspire para derogar o suspender la Constitución mediante el uso de la fuerza o por cualquier otro medio inconstitucionales será culpable de alta traición.

El ex jefe de gobierno, quien regreso en marzo a Pakistán tras un exilio autoimpuesto de cuatro años, enfrenta un juicio por ordenar el confinamiento de más de 60 jueces de los tribunales después de decretar el estado de emergencia el 3 de noviembre de 2007.

También otro juicio por el asesinato del líder nacionalista Akbar Bugti en 2006 y otro por el crimen de la ex primera ministra Benazir Bhutto en 2007.

NOTIMEX