3 de junio de 2013 / 02:33 p.m.

 El presunto islamista Michael Adebowale compareció hoy por segunda vez ante un tribunal londinense acusado del asesinato del soldado Lee Rigby el pasado 22 de mayo en Londres.

El sospechoso, que también ha sido imputado por posesión de armas, asistió por videoconferencia desde la prisión donde está recluido a la breve vista en el tribunal penal de Old Bailey, en la que el juez aplazó el proceso hasta el 28 de junio.

En esa fecha, su caso se unirá con el de su supuesto cómplice, Michael Adebolajo, quien hoy compareció en primera instancia tras ser acusado formalmente este sábado de la muerte del militar y del intento de asesinato de dos policías, así como de posesión de arma de fuego.

Respecto a Adebowale, de 22 años, sus abogados no presentaron hoy solicitud de libertad bajo fianza, por lo que permanecerá en prisión preventiva mientras continua el proceso judicial.

Tanto él como Adebolajo, de 28 años, están acusados del asesinato a cuchilladas en una transitada calle del barrio de Woolwich, en el sureste de Londres, del soldado de 25 años Lee Rigby, adscrito a un cuartel de la zona.

Adebolajo fue filmado por testigos con las manos ensangrentadas y sujetando un cuchillo diciendo que la muerte del militar era para vengar la matanza de musulmanes en Irak y Afganistán.

En su comparecencia de hoy, este acusado apareció con el brazo izquierdo totalmente vendado y portando una copia del Corán.

El presunto islamista recibió el pasado viernes el alta médica después de diez días hospitalizado tras recibir disparos de agentes el día de los hechos, cuando también resultó herido Adebowale, que salió antes del hospital.

Ambos hombres son británicos de origen nigeriano y conversos al Islam, y eran ya conocidos por los servicios secretos británicos, que sin embargo no les consideraban una amenaza inminente.

EFE