15 de junio de 2017 / 11:00 a.m.

LONDRES.- Adele visitó a los damnificados del devastador incendio que devoró en cuestión de minutos un edificio de departamentos de 24 pisos en el que al menos 17 personas murieron y decenas continúan desaparecidas.

Como muestra de solidaridad, Adele visitó a los residentes de la Torre Grenfell de interés social que lo perdieron todo durante el incendio en el distrito de Kensington y Chelsea.

Las redes sociales muestran a la intérprete londinense descalza y tomando de la mano a los afectados durante una vigilia la víspera.

Muchos de los afectados se encuentran en albergues improvisados en mezquitas, iglesias y un centro deportivo comunitario.

Entretanto, la primera ministra Theresa May visitó la zona del siniestro que permanece acordonada.
Se teme que las personas de los últimos tres pisos habrían perecido en el incendio que se expandió de los primeros pisos en cuestión de minutos.

El área asemeja una zona de guerra con los cordones policiacos y la estructura de pie, pero completamente incinerada.

El número de personas muertas aumentó a 17 mientras que 78 más se encuentran hospitalizadas, algunas de gravedad.

Los bomberos rescataron a 65 personas durante el incendio, pero aún no se ha podido determinar cuántas personas más se quedaron atrapadas en el inmueble que recientemente fue modernizado con un costo de 12 millones de dólares.

Familiares de las víctimas buscan a sus seres queridos que podrían estar atrapados en la Torre Grenfell en la zona oeste de esta ciudad, a un kilómetro de la turística área de Notting Hill.

La mayoría de las personas que viven en la torre estaban dormidas cuando el incendio comenzó antes de la una de la mañana, lo cual tomó a la mayoría por sorpresa.




jeem