MULTIMEDIOS DIGITAL
16 de diciembre de 2015 / 10:50 a.m.

México.- Tras haber dado un cambio drástico en su imagen luego de perder más de 30 kilos, Adele ha revelado uno de sus secretos para la pérdida de peso.

La cantante ha dicho adiós al consumo de azúcar dentro de su vida diaria de manera considerable.

Ella confesó que bebía alrededor de diez tazas de té diarias, y cada una de ellas tenía dos cucharadas de azúcar. Sin embargo, para su dieta las eliminó por completo.

"Solía beber diez tazas al día con dos cucharadas de azucar en cada una por lo que tomaba 20 porciones de azúcar al día. Ahora no lo bebo y tengo más energía que nunca", dijo a un medio estadunidense.

Además, la británica dejó de beber alcohol y se despidió del tabaco. Todo ello lo ha complementado con la ida al gimnasio, a pesar de que asegura no disfrutarlo.

"No estoy deseando ir al gimnasio. No lo disfruto. Me gusta levantar pesas. Pero no me gusta mirarme en el espejo mientras lo hago. Los vasos sanguíneos de mi cara revientan con mucha facilidad, por lo que estoy pendiente de eso cuando estoy levantando pesas", contó.