MEMO HIERVAS | @MEMOHIERVAS
8 de marzo de 2017 / 03:12 p.m.

ESPECIAL.- Durante los últimos años, hemos tenido muchas adaptaciones de comics, unas buenas, unas malas, pero al final, tenemos los personajes que leíamos de pequeños en la pantalla grande.

Uno de los primeros personajes fue sin lugar a dudas Wolverine que al saber que sería interpretado por Hugh Jackman había ideas encontradas, pues la altura no le ayudaba mucho, pero con su interpretación supo ganarse al público. Tuvieron que pasar muchos años y críticas para recibir una de las mejores adaptaciones de un personaje, aclaro que estoy hablando de la adaptación de Wolwerine no de una historia.

Esta última entrega tiene elementos de algunos números de la historia de Logan, sin embargo supieron adaptarla bien, no es la mejor, pero tiene buenos elementos que crean una ambientación de una novela gráfica de Frank Miller.

¿Por qué menciono a este autor?

Si recuerdan el Batman de The Dark Night Returns es uno de los más violentos, que buscaba un retiro, pero que al final no encajaba en el mundo que no estaba; y Logan, es un X-Men retirado, que ha vivido más de lo que creía vivir, y a pesar de querer estar alejado del mundo de la violencia, este lo vuelve arrastrar para crear una historia con giros inesperados.

Sin lugar a dudas, la actuación de Jackman es de aplaudirse, el tenerle tanto cariño al personaje, y buscar la manera de cómo despedirse de Wolverine le da un plus al personaje en esta adaptación, tanto que llegas a comprender su tristeza, la carga que lleva con él; Logan, ha sido uno de los personajes más difíciles de conocer, y a pesar de que durante los últimos años se han revelado más secretos del origen, seguimos aún con dudas.

El profesor Xavier interpretado por última vez por Patrick Stewart es totalmente diferente a lo que habías visto antes, y son esas cosas que te sorprenden en una franquicia que crees que ya habías visto todo; y por último tenemos la introducción de Laura por la actriz Dafne Keen, que me dejó sin aliento al verla en acción a pesar de ser su primera película después de haber estado en la serie Refugiados.

Estos tres personajes te llevarán a una historia que podrá llegarte si eres seguidor de los comics, pues de principio a fin sentirás un vínculo con Logan, tanto que no vas a querer decirle adiós al actor, pues su interpretación supera a sus pasadas películas.

No hablaré de la historia, pues mi énfasis en esta ocasión es solo tocar ciertos puntos para invitarte a ver esta historia. Durante el largometraje verás cómo una relación entre dos personajes puede crecer sin necesidad de palabras, es muy difícil tener la atención de un espectador cuando el personaje no habla como es el caso de Laura, pero el juego de miradas y gestos pueden decir más.

A pesar de que dura más de 2 horas, no llega haber momentos tediosos o aburridos, las escenas de acción estuvieron muy bien logradas, así como las actuaciones. Podría decir que han logrado una de las mejores adaptaciones de un comic, superando las producciones grandes por parte de Disney, que derrochan millones para tener los mejores efectos, cuando olvidan que lo principal es la historia.