EFE
15 de junio de 2013 / 08:41 p.m.

Ankara • El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, negó que las protestas por el parque Gezi de Estambul tengan una motivación medioambiental y advirtió que mañana lo desalojará por la fuerza, tras asegurar que dispone de pruebas de una conspiración internacional contra él y contra el país.

Ante una multitud convocada por su partido, el islamista moderado AKP, en Ankara, Erdogan insistió hoy en describir como maleantes a los manifestantes que llevan semanas protestando contra su Gobierno y llamó a sus seguidores a "hacerles pagar" en las elecciones municipales del próximo año.