11 de julio de 2013 / 02:24 p.m.

El gobierno brasileño afirma que se buscará una reacción en común con otros países tras las revelaciones realizadas por "ciberespía" de un plan secreto de Washington en América Latina.

 

Brasilia-México• Las denuncias de espionaje estadunidense en América Latina estarán en la agenda de la cumbre del Mercosur de mañana en Montevideo, dijo el ministro de la secretaría de la Presidencia de Brasil, Gilberto Carvalho.

“Estamos aún en un proceso de discusión con otros países para buscar una (reacción común). Va a haber una reunión del Mercosur, es una oportunidad para tomar una posición en conjunto. Cualquier ataque a la soberanía de un país tiene que ser respondido con mucha dureza porque si bajamos la cabeza, nos pasan por encima”, advirtió Carvalho, citado ayer por la prensa brasileña.

El gobierno brasileño “fue el primero en llevar la intención de discutir el asunto en foros internacionales. Cómo se puede hacer eso es algo que aún estamos analizando”, indicó por su parte el canciller Antonio Patriota en una audiencia pública ayer en el senado.

Basado en documentos filtrados por el prófugo ex analista de agencias de inteligencia estadunidense Edward Snowden, el diario O Globo dio cuenta de operaciones de espionaje de Washington en Brasil, Venezuela, México y otros países latinoamericanos.

Patriota aseguró que el embajador estadunidense en Brasilia, Thomas Shannon, negó que su país hubiera usado una base en Brasil.

Shannon reconoció que los servicios de espionaje estadunidenses, actuando desde su propio territorio, registraron “metadatos” de comunicaciones telefónicas y cibernéticas de ciudadanos brasileños, según Patriota.

Esos “metadatos” consisten en números de teléfono, fecha, horario y duración de las llamadas y el tráfico de correos electrónicos, pero no su contenido.

El canciller brasileño reiteró que el gobierno de su país se propone denunciar el caso ante la ONU y no descartó coordinar una respuesta con otros países entre los que citó a Europa Occidental, Rusia, India, China y Sudáfrica.

En ese contexto, el presidente Enrique Peña Nieto calificó ayer como “totalmente inaceptable” el supuesto espionaje estadunidense realizado en México en temas energéticos y de narcotráfico, por lo que exigió una explicación a Washington.

“Hemos pedido a la Cancillería el que haya un informe a esta especulación y a todos estos temas que han surgido en prensa”, afirmó el mandatario en declaraciones a los periodistas en un acto para conmemorar el Día del Árbol.

Peña Nieto aclaró que hasta ahora, estos señalamientos no han alterado la relación de respeto y cordialidad con EU.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) exigió a Washington una explicación “amplia” sobre el presunto espionaje a funcionarios y representaciones diplomáticas de México.

Colombia también se sumó a los reclamos al anunciar que pedirá a EU explicaciones por sus actividades de espionaje. Chile, por su parte, sostuvo que “no puede sino condenar firme y categóricamente las prácticas de espionaje, cualquiera sea su origen, naturaleza y objetivos”, indicó la cancillería en un comunicado.

Snowden, quien trabajó para la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) y la Agencia Central de Inteligencia (CIA), busca asilo político en una veintena de naciones debido a que EU lo acusa de espionaje. Hasta anoche, se encontraba en un aeropuerto de Moscú.

Claves¡Cierren Facebook!

Una ministra de Venezuela, país que ofreció asilo al informático estadunidense Snowden, exhortó a los usuarios de la red social Facebook a cerrar sus cuentas para evitar que sean utilizadas para espionaje.

“Compatriotas: cancelen sus cuentas en Facebook ya que, sin saberlo, han trabajado gratis como informantes de la CIA. ¡Revisen caso Snowden!”, escribió en su cuenta de Twitter María Iris Varela, ministra de Asuntos Penitenciarios.

La ministra llamó incluso a las víctimas del “espionaje gringo” a presentar demandas para exigir una “indemnización justa” y así “quebrar la economía” de EU.

AGENCIAS