AP
15 de julio de 2016 / 03:33 p.m.

LOS ANGELES.- Pitbull sacó su lado más tierno al develar el viernes su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Se le entrecortó la voz al agradecer a su familia y sus amigos, y tuvo que hacer una pausa para que no lo invadieran las lágrimas.

"Hay una cosa que nunca entendí y eso es el no. Perder para mí es otra oportunidad, el fracaso para mí es otra lección aprendida", dijo el cantante cubano-estadounidense".

"Quiero agradecer a mi madre porque me enseñó una cosa, lo más importante en la vida, ella me enseñó cómo sobrevivir. Tengo seis hijos y eso es lo más importante que les puedo enseñar, cómo querer es lo número uno pero cómo sobrevivir, cómo ir en contra de todas las posibilidades y ver que nada los puede detener si creen en ellos", añadió.

Shakira, Jennifer López, Marc Anthony y Enrique Iglesias fueron otras de las personas a las que agradeció Pitbull, quien lució fresco durante la ceremonia realizada en un soleado día de verano en Los Angeles. Llevaba pantalones blancos, camisa negra a medio abotonar, lentes oscuros y un saco azul marino.

La estrella de Pitbull se encuentra a un costado de la Plaza Celia Cruz, la artista favorita del cantante, dijo Leron Gubler, el presidente y director general de la Cámara de Comercio de Hollywood, organizadora de las ceremonias del paseo. Es la placa 2,584 y le fue otorgada en la categoría de grabación.

Antes de develar su estrella, Pitbull recibió un regalo de los herederos de Cruz: una zapatilla plateada de tacón invisible, típico de la Reina de la Salsa.

El artista recordó sus orígenes humildes en Miami como hijo de inmigrantes cubanos.

"Para todos los latinos allá afuera", dijo en español. "La cultura de nosotros que trabaja muy duro en este país y siempre están buscando lo que es un futuro más bueno para la familia de nosotros, que de verdad apreciamos lo que es la oportunidad de Estados Unidos de tener la libertad de poder mover pa' delante... Cuando la gente habla de los latinos y no sabe la lucha de nosotros, se tienen que callar la boca".