20 de abril de 2013 / 02:27 p.m.

 Hong Kong • La cifra de muertos por el terremoto del sábado en la provincia de Sichuán, suroeste de China alcanzó la cifra de 124, mientras el número de heridos se elevo más de tres mil, 147 en estado crítico, reportaron funcionarios del gobierno.

En su balance más reciente, las autoridades locales, citadas por el sitio de noticias de Radio China Internacional, indicaron que el número de muertos se ha elevado a 124.

El sismo se produjo cerca del condado de Lushan en la ciudad de Ya'an en el borde de la meseta del Tíbet, provocando deslizamientos de tierra , destruyendo casas y causando numeros daños materiales.

Sismólogos locales registraron el movimiento con una magnitud de 7.0 en la escala de Richter, mientras que el Servicio Geológico de Estados Unidos lo situó en una magnitud de 6.6 grados, a una profundidad de 12 kilómetros.

Más de 260 réplicas siguieron tras el primer sismo reportado a las 08:02 (00:02 GMT) de este sábado, indicó el Diario del Pueblo en su sitio web.

El temblor se sintió en la capital provincial de Chengdu, 110 kilometros al este, e incluso en la megaciudad de Chongqing, varios cientos de kilómetros de distancia.

Cientos de residentes aterrorizados huyeron de sus hogares, mientras alrededor de seis mil soldados y policías se dirigían a la zona para ayudar a las labores de rescate, dijo la agencia china de noticias Xinhua.

Algunos tuvieron que lidiar con las carreteras bloqueadas por los escombros, informó por su parte el canal de televisión CCTV, mientras que un vehículo militar de transporte con 17 soldados cayeron por un precipicio, matando a un militar e hiriendo a otras siete personas, según Xinhua.

El desastre provocó comparaciones con el terremoto de Sichuan de 2008, el peor del país en décadas, que dejó a 87 mil personas desaparecidas o muertas, mientras el presidente Xi Jinping, ordenó a las autoridades trabajar para reducir al mínimo las bajas.

El primer ministro Li Keqiang llegó a Sichuan en la tarde (hora de China) para supervisar las labores de rescate y remoción de escombros en la zona de la catástrofe.

El área del suroeste de China azotada por un violento temblor ha sido testigo de algunos de los terremotos más mortales del mundo.

El área se ubica en el límite entre dos placas tectónicas de la Tierra, las llamadas placas de India y de Asia, que chocan constantemente entre sí.

El terremoto más mortífero en roca de la meseta tibetana en el siglo 20 fue en 1920, cuando 230 mil personas murieron en la provincia de Gansu. Otro sismo de 8.0 grados de magnitud sacudió Sichuan en mayo 2008.

 — NOTIMEX