11 de marzo de 2013 / 01:41 p.m.

La organización Estado Islámico de Irak, vinculada a Al Qaeda, reivindicó hoy la autoría del ataque hace una semana contra un convoy militar en la provincia iraquí de Al Anbar (oeste), en el que murieron 48 soldados sirios y nueve iraquíes.

En un comunicado colgado en internet, la organización terrorista explicó que comenzó a preparar el ataque después de que el opositor Ejército Libre Sirio (ELS) tomara el control del paso fronterizo de Al Yarbia y se infiltraran soldados leales al régimen de Damasco en territorio iraquí.

Ese ataque es el primero en el que fallecen uniformados del régimen de Bachar al Asad en Irak desde que comenzó el conflicto en Siria en marzo de 2011.

Miembros de Al Qaeda en las provincias iraquíes de Nínive (norte) y de Al Anbar vigilaron los movimientos de los uniformados sirios desde puntos en la frontera hasta sus campamentos y viceversa.

El ataque -explica Estado Islámico- se llevó primero a cabo con la detonación de artefactos al paso del convoy de los militares, que fue seguido de un ataque con proyectiles de mortero y armas ligeras.

Asimismo, los terroristas dicen que derribaron un helicóptero del Ejército iraquí.

Al Qaeda elevó el número de víctimas mortales a cien efectivos, mientras que, según los datos del Ministerio de Defensa Iraquí, los muertos son 48 soldados sirios y nueve iraquíes.

El ataque se produjo el pasado día 4 en la zona de Al Ratba, en Al Anbar, cuando el Ejército iraquí trasladaba a un grupo de soldados sirios, que entraron en territorio de Irak después de que el ELS tomara el control de Al Yarbia, para devolverles a su país.

El 2 de marzo, las autoridades iraquíes informaron de que los rebeldes del ELS había retomado el control del cruce de Al Yarbia, en la frontera con Nínive, tras duros combates con los efectivos del régimen.

Al Yarbia, que en lado iraquí recibe el nombre de Rabia, fue cerrado por las fuerzas de seguridad iraquíes, que impusieron el toque de queda en la zona ante el temor de que se infiltren personas y que la violencia se extienda a Irak.

El ELS tomó en julio pasado Al Yarbia, el único cruce que existe entre Siria y la provincia de Nínive, pero una semana después las fuerzas del régimen sirio recuperaron su control.

EFE