26 de junio de 2013 / 12:49 p.m.

Bogotá• El alcalde de Bogotá, el izquierdista Gustavo Petro, le pidió hoy a las autoridades electorales convocar a elecciones para que la ciudadanía decida si continúa o no en el cargo, el segundo en importancia del país detrás del de presidente.

"Enviare carta al Registrador para que convoque elecciones para que la ciudadanía decida sobre la continuación de mi mandato o su revocatoria", señaló Petro a través de su cuenta en la red social de Twitter.

Petro, que no hará uso de un fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca que le permite conformar un equipo de grafólogos para que revisen la validez de las firmas que buscan revocar su mandato, se mostró confiado en que la "mayoría popular" lo acompaña y no lo revocarán.

En otro momento, Petro señaló que había decidido "renunciar" a cualquier proceso de escrutinio de firmas y que la ciudadanía "debe ser convocada a decidir sobre su Gobierno".

El pasado 7 de junio, las autoridades electorales de Colombia certificaron la validez de un número de firmas superior al mínimo requerido para convocar un referendo con el fin de revocar a Petro, por supuesta mala gestión.

Según la Registraduría Nacional, de las 630,623 firmas presentadas por los promotores de la iniciativa, 357.250 son válidas, cifra superior a las 289,263 necesarias para convocar el referendo. Petro ganó la Alcaldía de Bogotá con 723,157 votos en las elecciones de octubre de 2011 avalado por el Movimiento Progresista, y asumió su mandato de cuatro años el 1 de enero de 2012.

La Administración de Petro ha sido criticada por varios sectores, incluso sus aliados políticos, quienes lo acusan de tomar decisiones equivocadas para el buen funcionamiento de la capital colombiana.

El representante a la Cámara, Miguel Gómez Martínez, del Partido de la U, que forma parte de la coalición de Gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, lidera la iniciativa de la revocación del mandato de Petro.

Para que el mandato del alcalde sea revocado en un referendo se requiere que la mitad más uno vote por el sí y que la participación ciudadana sea equivalente al menos al 55 % del total de votos válidos depositados en las elecciones del alcalde de 2011.

EFE