2 de febrero de 2014 / 02:36 p.m.

Los Ángeles.- Una Alejandra Guzmán más reflexiva e invitando a sus fans a disfrutar la oportunidad de vivir, como a ella le ocurrió, marcó su reencuentro con sus seguidores en la estadounidense ciudad de Los Ángeles, California.

Con reiterados llamados “a vivir el día como si fuera el último”, la llamada reina del rock hizo historia aquí al convertirse en la primera latina en actuar en el remodelado Forum de Inglewood.

En su show fueron frecuentes las reflexiones de la cantante en donde compartió su reciente recuperación por problemas de salud y en donde señaló que lo mejor para ella es la oportunidad de volver. “Ya los extrañaba”, resaltó.

En el concierto la cantante revivió algunos de sus éxitos, así como interpretó sus más recientes temas y hasta sorprendió con su primera canción en cumbia, “No soy de nadie” y un arreglo en bosanova de “Hacer el amor con otro”.

A ratos "La Guzmán" volvió a ser la misma entregada en el escenario, con destellos de locuras como en una de estas cuando se le subió a uno del equipo de seguridad en los hombros para de ahí seguir cantando y saludando a la vez a los fans de la primera fila.

En el espectáculo de poco menos de dos horas a ratos le costos trabajo encender a los asistentes que de repente ya no le siguieron su música de pie y se tranquilizaron en gritos y celebraciones para escuchar más relajados a la cantante mexicana.

Uno de los momentos más álgidos fue cuando la cantante se lanzó a tocar la bacteria, lo que entusiasmó a los asistentes para se pusieran de pie para festejarle su intervención en el instrumento musical.

La gira por diversas ciudades de Estados Unidos que inició el pasado Jueves en San Francisco forma parte de “La Guzmán 1F tour”, y es el mismo titulo que lleva su más reciente producción musical.

Guzmán mostró aquí su orgullo de ser la latina en cantar en este moderno recinto a tan solo unos días después de Justin Timberlake y The Eagles.

Entre sus más celebrados éxitos destacaron “Mala hierba”, “Hey güera”, “Un día de suerte”, y “Mi primer error” de su más reciente CD que se instaló en el primer lugar en listas de popularidad.

La intérprete ofreció otros temas como “Rosas rojas”, “Flor de papel”, “Hacer el amor con otro” y “Mírala”.

La cantante hizo varios cambios parciales de vestuario que inicio con un pantalón y chaleco de piel, una blusa con puntas metálicas en el pecho y zapatos de plataforma alta.

El tema “Dime de verdad" de la “reina de corazones” trajo mucha carga emotiva, pues fue cantado por más de seis mil asistentes que llenaron el nuevo centro este sábado.

A final la cantante termino con “la Plaga”, tema que fue interpretado originalmente por su padre Enrique Guzmán del que festejo aquí a distancia en su cumpleaños y dijo sentirse orgullosa de ser hija del precursor del rock en español.

Notimex.