AP
25 de febrero de 2016 / 03:53 p.m.

Chile.- Alejandro Sanz triunfó con sus clásicos románticos que fueron coreados por miles de fans en el Festival de la Canción de Viña del Mar.

Para subir al escenario el miércoles por la noche, el cantante español atravesó en medio del enloquecido público de la platea que respondía coreando a sus animados gritos de "Chi-Chi-Chi-le-le-le."

"Es una forma de demostrar de dónde llega uno a subirse a un escenario", Sanz dijo tras el espectáculo que le valió la Gaviota de Plata y la Gaviota de Oro. "A mí no me han tirado de un paracaídas: llegué a un escenario por el trabajo".

Su repertorio en la turística ciudad chilena a la orilla del mar fue un repaso por algunos de sus más conocidos éxitos partiendo por "Quisiera ser". El exigente público del escenario de la Quinta Vergara celebro cuando Sanz canto "Un Zombie a la intemperie" con la española Ana Torroja y "Desde cuando" con la mexicana Paty Cantú.

Pero la interpretación más comentada de la noche fue su dueto en "Corazón Partío" con Javiera Mena. La cantante chilena parecía estar nerviosa y haber olvidado su parte de la canción. Después del show explicó que había tenido pocas horas para prepararse.

"Me pasó algo 'heavy', no ensayamos. Le di una vuelta (a la canción), estaba arriba y me relajé", dijo Mena. "En un momento se me olvidó un poco la letra, debo confesarlo, pero ni se notó porque inventé otra parecida".

La interpretación de Mena se convirtió en materia de burla en las redes sociales, pero Sanz la defendió.

"Javiera es una gran artista", dijo Sanz a la prensa local tras el concierto. "Tuvimos un pequeño problemita de sonido ahí porque esa canción tiene muchas síncopas y cuando hay un poquito de rebote, es complicado llevarlo. Pero lo ha hecho de maravilla".

No es la primera fémina por la que Sanz da la cara públicamente. El fin de semana pasado, en el último concierto de su gira en México, en la ciudad costera de Rosarito, el músico interrumpió su actuación para defender a una admiradora que estaba siendo agredida por un hombre entre el público.

"No hice nada extraordinario, actué por puro instinto vi algo que creía que estaba mal, me parece que maltratar a cualquier persona no está bien, pero sobre todo a una mujer me parece mucho peor", afirmó el cantante en una conferencia de prensa en Chile previa a su presentación en Viña del Mar. "El que hace algo así es un canalla, pero el que lo ve y no hace nada también lo es".

El cantante chileno Luis Jara también se presentó en la tercera noche del festival. Su animado show acompañado de una orquesta, juegos de luces y bailarinas recordó sus 30 años de carrera profesional. Jara deleito bromeando con el público e interpretando éxitos como "No se olvidarte", "Ámame", y hasta una estrofa en ingles de "Amor prohibido", que le valió muchos aplausos.

Tras recibir la Gaviota de Plata y a gritos del público: "De oro", y "se lo merece," Jara fue galardonado con la segunda Gaviota.

El Festival de Viña del Mar, uno de los más importantes de Latinoamérica, transcurrirá hasta el sábado con la presencia de artistas internacionales de conocida trayectoria como Lionel Ritchie, Rick Astley y Eros Ramazzotti.