30 de agosto de 2013 / 03:17 p.m.

Seibert dijo que ""no ha habido peticiones de una participación militar de Alemania"" en una eventual intervención en Siria y reiteró que en la actualidad ""el ejército alemán ha llegado a su máximo potencial" por el compromiso en otras misiones.

Asimismo, según el vocero, una participación del ejército alemán estaría dificultada por cuestiones "jurídicas" y por lo tanto "no consideramos de alguna forma una participación militar"", reiteró.

En tono similar se expresado esta mañana el ministro de Asuntos Exteriores, el liberal Guido Westerwelle, en una entrevista con el diario Osnanbruker Zeitung.

Una participación militar, "ni nos ha sido requerida, ni la consideramos", dijo Westerwelle, quien abogó por una solución conjunta en el marco de Naciones Unidas.

La decisión del Parlamento británico de suspender una intervención militar no influyó acerca de la línea defendida por parte del gobierno alemán, según Seibert.

Berlín sigue condenando lo ocurrido la semana pasada como un atentado contra los derechos humanos, "que no puede quedarse sin consecuencias" y volvió hoy a exigir una respuesta "clara e inequívoca" por parte de la comunidad internacional.

Aún así, el portavoz de Merkel aseguró que "el gobierno siente la responsabilidad de participar en una acción internacional" tras el ataque con armas químicas perpetrado la semana pasada contra la población civil.

Acerca del riesgo de repetir errores como en el caso de Libia, cuando Alemania votó en contra de una resolución junto a China y Rusia y con ello alejó su posición de la de los aliados, Seibert dijo que "ninguna situación internacional se parece a otra".

Aseguró que el gobierno espera ""una decisión rápida y firme por parte de todos los miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas"".

Aseguró que "hay un proceso de negociaciones muy intenso" y no quiso expresarse acerca del posible éxito de éstas.

En espera del resultado de los expertos de Naciones Unidas acerca de la utilización de armas químicas, Seibert dijo que "todo indica que el régimen sirio está detrás de este ataque".

Para definir su posición en el marco de la ONU, Alemania se basará sobre "varios tipos de indicios", según Seibert, y no sólo el informe de los expertos de Naciones Unidas.

Aún así no quiso confirmar si los servicios de seguridad del país están investigando paralelamente a la comunidad internacional.

En vista del G-20 de San Petersburgo, el portavoz de Merkel dijo estar seguro de que "el tema de Siria jugará un papel importante" en los encuentros bilaterales entre líderes.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Andreas Peschke, dijo que el ministro Westerwelle mantuvo contactos telefónicos con sus homólogos iraníes y libaneses en los últimos días.

En la base de estos contactos dijo que "hay por lo menos un consenso mínimo" acerca de la oportunidad de buscar una solución común.

Notimex