22 de marzo de 2013 / 02:11 p.m.

El Reino Unido está hoy en alerta por riesgo de inundaciones y peligro en las carreteras debido a las fuertes nevadas, lluvias e intenso frío que azotan el país.

La oficina meteorológica ha advertido a los ciudadanos de que deben esperar "graves interrupciones" en los servicios de transporte y el suministro de energía, entre informaciones periodísticas de que las reservas de gas están muy por debajo de lo habitual en esta época del año.

Por su parte, la Agencia Medioambiental ha emitido 18 alertas de riesgo de inundación en diversos puntos del territorio.

Además de los problemas en las carreteras, con algunas cortadas ya en Irlanda del Norte, el aeropuerto internacional de Leeds Bradford ha suspendido todos sus vuelos.

Los condados de Devon y Cornualles, en el suroeste de Inglaterra, son los más afectados por las inundaciones causadas por las lluvias, que también han puesto en alerta al país de Gales.

La nieve cae con fuerza en el norte de Inglaterra y el sur de Escocia, donde además soplan vientos helados.

"The Times" informa hoy de que el inusual clima frío que domina en este mes de marzo amenaza con provocar escasez en el suministro de energía y en consecuencia un alza de los precios.

El periódico asegura que la demanda de gas ha aumentado un 20 % este mes mientras que los tanques de reserva estaban anoche solo un 10 % llenos, comparado con un 49 % en la misma época el año pasado.

EFE