ABELARDO LUZANÍA | @ABELARDOLUZANIA
30 de agosto de 2016 / 05:08 p.m.

MONTERREY.- No sólo el tercer álbum de Los Dúo se quedó inconcluso con la muerte de Juan Gabriel; a la par, él también alistaba su primer material en género norteño.

Oscar Flores, empresario que trabajó por varios años con el cantante, reveló haber servido como intermediario para que el originario de Michoacán pudiera comenzar a trabajar en este disco que serviría de homenaje a su madre, Victoria Valadez.

“Lamentablemente alcanzamos a grabar como 5 o 4 canciones con Ramón Ayala, Los Rieleros, Caballo Dorado, Los Tucanes de Tijuana. Se quedó pendiente Pesado, Los Invasores, Huracanes, La Leyenda, todos ya aprobados por él y que los grupos tenían la mejor disposición”, contó Flores, quien viajó a la residencia del cantante en Cancún para concretar dicho disco.

“Primero viajé a su casa para que me contara qué era lo que realmente quería hacer, y ya después todo era por correo electrónico. Él no tenía teléfono en su casa, tampoco celular, prefería que todo fuera por correo electrónico y así me enviaba sus canciones y yo después se las reenviaba a Ramón Ayala o Mario Quintero para que hicieran los arreglos norteños”, detalló Oscar Flores.

El empresario, que contrató a Juan Gabriel durante sus últimas visitas a Monterrey, también recordó que la inquietud del fallecido cantautor por realizar su disco norteño nació durante los minutos previos al concierto gratuito que ofreció el 31 de diciembre del 2013 en el Parque Fundidora.

“Entré a agradecerle sus atenciones y que volviéramos a trabajar juntos. Entonces me dice que quiere hacer este disco y que quiere que le ayude a conectarse con las agrupaciones y que sirva como intermediario para poderlo hacer. Me contó que era la música favorita de su madre y la que escuchaban cuando llegaron a Ciudad Juárez”.

Si bien el empresario tiene contacto con quien fuera el representante de Juan Gabriel, éste ignora cuál sea el futuro que la familia Aguilera decida tomar con estas canciones que lograron quedar concluidas.

“Ojalá que su familia quiera que el público pueda escuchar este material porque es un recuerdo ya no sólo de su madre, ahora también suyo que sería un regalo para sus fanáticos y los fanáticos de la música norteña”, apuntó.