10 de septiembre de 2013 / 01:30 p.m.

Sydney • Unos 40 incendios forestales se extienden sin control en el sur de Australia en una jornada con más de 30 grados Celcius y fuertes ráfagas de vientos.

El jefe del gobierno de Nueva Gales del Sur, Barry O'Farrell, anunció hoy ante el Parlamento de su estado que una vivienda había sido destruida por el fuego en la localidad de Winmalee, situada en la región de las Montañas Azules al oeste de Sídney.

O'Farrell alertó de que "las ráfagas fuertes de vientos del noroeste continuarán afectando las zonas de los incendios" hasta por lo menos esta noche.

El Servicio de Bomberos Rurales, que ha desplegado a 500 efectivos, dijo que cinco bomberos fueron tratados por inhalar humo, mientras otros dos tuvieron quemaduras leves al combatir el incendio en Winmalee, según la agencia local AAP.

En el estado de Nueva Gales del Sur arden sin control unos 40 incendios forestales, pero los de las localidades de Castlereagh, Richmond, Marsden Park y Winmalee son los que causan mayor preocupación por acercarse peligrosamente a las propiedades.

La temporada de incendios varía en Australia según la zona y las condiciones meteorológicas y en Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney, comienza generalmente en la primavera boreal hasta mediados del verano.

En los incendios del "Sábado negro" de 2009 en el estado suroriental de Victoria, que son los peores que recuerda Australia, murieron 173 personas y unas 2.000 casas y medio millón de hectáreas quedaron calcinadas.

 — EFE