NOTIMEX
19 de mayo de 2015 / 01:30 p.m.

Cannes.- La dirección del Festival Internacional de Cine de Cannes desmintió este martes las denuncias publicadas por la prensa británica, según las cuales el certamen expulsa de su alfombra roja a las mujeres que portan zapatos con tacones bajos.

La polémica surgió luego de que la seguridad del certamen más glamoroso del mundo prohibiera el pasado fin de semana el acceso al tapiz carmín y a su sala principal, la sala Lumiére, a un grupo de mujeres porque portaban balerinas (calzado sin tacón).

De acuerdo con la revista de la industria cinematográfica "Screen", el grupo de mujeres no pudo asistir a la proyección de la película "Carol" el domingo por la noche en el Palacio de Festivales de Cannes, porque no llevaban tacones de altura suficiente.

La publicación aseveró que la regla fue confirmada por la dirección del certamen y que forma parte de las exigencias del encuentro cinematográfico que incluyen, en el caso de los hombres, portar moño y zapatos negros para poder ingresar a las salas durante las proyecciones de gala.

cannes
FOTO: REUTERS
CANNES
FOTO: REUTERS
CANNES
FOTO: REUTERS
CANNES
FOTO: REUTERS

Sin embargo, el delegado general del festival, Thierry Frémaux, respondió esta tarde a la polémica en un mensaje en Twitter en el que desmintió la información publicada por la revista.

"En absoluto. El rumor sobre que el festival exige tacones altos para las mujeres en la alfombra roja es infundado", aseveró Frémaux.

Un vocero del festival agregó por su parte que "no existe ninguna mención específica sobre la altura de los tacones de las mujeres ni para los hombres" en los estatutos del festival y que la dirección se lo recordó hoy a los miembros de seguridad del encuentro cinematográfico.

Sin embargo, en Twitter numerosas personas dijeron que no pudieron acceder a los estrenos por no llevar tacones suficientemente altos.

Entre ellos el cineasta Asif Kapadia, realizador del documental sobre la cantante Amy Winehouse, que se proyectó el sábado en el Festival de Cannes y cuya esposa fue expulsada del tapiz carmín por no llevar tacones altos.

La pequeña polémica estalló en una edición en la que el Festival de Cannes busca reconciliarse con las mujeres, luego de años en los que apenas se proyectaron películas dirigidas por mujeres en el certamen más importante del cine mundial.