28 de noviembre de 2013 / 04:29 p.m.

Atenas.- El obispo de El Pireo, Serafim, ha amenazado a los diputados griegos con excomulgarles en caso de que apoyen con su voto las uniones homosexuales, como exige una reciente sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

En Grecia, un país confesional de facto y que establece constitucionalmente el papel preeminente de la Iglesia ortodoxa, las parejas de hecho heterosexuales están reconocidas, aunque no así las homosexuales.

A principios de este mes, el Tribunal de Estrasburgo consideró que Grecia viola la Convención Europea de Derechos Humanos al no reconocer a las personas homosexuales los mismos derechos que a las heterosexuales en el caso de las parejas de hecho.

El Ejecutivo griego debe ahora modificar la ley de parejas de hecho, pero por el momento persisten los desacuerdos entre los conservadores de Nueva Democracia y los socialdemócratas del Pasok, los dos partidos que forman la coalición gobernante, sobre cómo llevar a cabo la reforma.

En este contexto, el polémico obispo de El Pireo, conocido por sus declaraciones antisemitas y ultraconservadoras, advirtió en un comunicado emitido esta semana de que todos los diputados que voten a favor de la modificación de la ley, que tildó de "insulto contra Dios y el hombre", serán excomulgados.

Serafim criticó que se quiera normalizar "este terrible pecado de la homosexualidad, la sodomía y el coito antinatural".

"Para los padres de la Iglesia, la homosexualidad es el pecado más asqueroso y sucio", indicó, además de proferir una larga sarta de insultos contra los homosexuales.

Un portavoz de la principal fuerza de la oposición, la izquierdista Syriza, tachó estos comentarios de "más propios de Teherán que de El Pireo".

EFE