22 de noviembre de 2013 / 09:54 p.m.

Panamá.- La violencia contra las mujeres en América Latina ha crecido en los últimos años, aunque la mayoría de los países han creado mecanismos para protegerlas, reveló hoy el director del Centro Regional de Naciones Unidas, Freddy Justiniano.

"Somos la región más violenta del mundo y mientras con el advenimiento de la democracia se han reducido los niveles de violencia en América Latina, esta disminución no ha sido significativa", indicó Justiniano a periodistas.

En el marco de la presentación de un informe sobre el compromiso de los Estados contra ese flagelo, el funcionario de la ONU señaló que esa situación "ha generado nuevos focos de violencia que están afectando ostensiblemente a la familia, a las mujeres y las niñas".

"Estamos en presencia de un problema de gravísima relevancia que traspasa fronteras, culturas, estratos sociales y económicos", se indicó en el estudio. 

Cifras proporcionadas en el informe señalan que entre un 17 y 53 por ciento de mujeres casadas o en unión libre en 12 países han reportado violencia sexual o física por parte de su compañero.

En el caso de Centroamérica, dos de cada tres mujeres son asesinadas por el hecho de serlo, indicó el informe.

Justiniano indicó que las claves para erradicar el problema son la participación ciudadana y la aplicación efectiva de las normas elaboradas para la protección de las mujeres.

Aunque destacó que la región ha avanzado en generar políticas públicas para erradicar la violencia contra las mujeres, los desafíos son la falta de presupuesto suficiente.

Sin embargo, insistió en la necesidad de la participación ciudadana, aunque alertó que en América Latina, la violencia "nace en el hogar" y por lo tanto en ese espacio es donde se debe trabajar.

El estudio señaló que un tercio de los 32 países de América Latina cuenta con un plan nacional específico, mientras que tres de ellos (Brasil, Honduras y México) "ya están formulando su segundo plan".

NOTIMEX